CONDOLENCIAS CON VÍCTIMAS ALVIA Y MI ADMIRACIÓN A ANGROIS

No solo en Angrois y en Santiago. Estos días van a ser duros. Muy duros. En las redacciones de los periódicos y en los medios, donde vivimos expuestos a un flujo constante de nuevos datos e imágenes de la tragedia, la intensidad del dolor también será grande y profunda estos días.  Este accidente me toca como currante del medio escrito,  pero sobre todo en lo personal por varios motivos.

Primera y evidentemente como ser humano. Consternado y ‘tocado’ por la tragedia y por lo duro que es recordar de esta forma tan cruel

Luto en Galicia

(por si se nos olvidaba) lo frágil que es la vida (aun a sabiendas) y lo fácil que es perderla así…De cuajo.
Después como peregrino. Peregrino que ha tomado alguna vez un tren en esa misma estación de Santiago a la que se dirigía el siniestrado y que ha pasado también por esa misma curva, hoy maldita. La última vez con mi madre. Estremece pensarlo… Y por supuesto como gallego. Porque llevo la mitad de la sangre de mis venas de esa tierra a la que adoro y a la que hoy, una vez más, quiero mostrar toda mi admiración. Mi más absoluta condolencia pero también mi más profunda admiración.

Quiero felicitar a GALICIA en el día de su comunidad porque, aunque de hoy en adelante este será un día marcado para siempre por el luto, por el dolor y por el recuerdo del drama vivido en esos vagones y esas vías de tren, anoche volvieron a demostrar de qué pasta está hecho el pueblo gallego. Cuando bajaron de sus casas a socorrer a los heridos sin pensar en sus propias vidas ni en los riesgos que asumían; buscando desesperadamente piedras para romper los cristales de las ventanas y poder liberar a los atrapados; cogiendo las mantas de sus propias viviendas para cubrir los cuerpos y arropar a los heridos; transportando en sus propios vehículos a las víctimas a los hospitales; colapsando los servicios de donación de sangre… Dentro de una de las catástrofes más grandes de la historia ferroviaria española y aun con toda la pérdida irreparable de vidas humanas y el dolor inconsolable de los familiares, ha vuelto a emerger un ejemplo de solidaridad encomiable del pueblo gallego.

Desde la distancia y como ser humano, GRACIAS. GRACIAS POR EL CORAJE Y EL EJEMPLO. Y MUCHO ÁNIMO Y FUERZA PARA ESTOS DÍAS DUROS Y DE DUELO QUE VIENEN. UN ENORME Y CÁLIDO ABRAZO DE CORAZÓN A TODOS LOS FAMILIARES Y AFECTADOS Y MIS CONDOLENCIAS. DESDE BILBAO. EN LA DISTANCIA. PERO CON SANTIAGO Y CON GALICIA MUY PRESENTES EN LAS ENTRAÑAS.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies