Sabina

DE AMORES ANTIGUOS Y AFECTOS PRESENTES

Hay momentos en que uno, sea por el motivo que fuere, regresa por un instante a su pasado. A esos momentos vividos tiempo atrás. Con la viveza y la intensidad de lo que un día fueron; como si uno pudiera estar viviéndolos de nuevo. Y sintiendo todas aquellas emociones que una vez fueron…

A veces el desencadenante puede ser sencillamente una canción, quizás un “Me muero por besarte” de La Quinta Estación, o un “La chica de ayer” de Nacha Pop o un “Ojos de gata” versión de Los Secretos maestro Joaquín Sabina, o un “Canción de despedida” de Los Lunes, por ejemplo, las que logren abstraerte por unos instantes de tu pequeña realidad espaciotemporal cotidiana y transportarte en ese viaje mágico y caprichoso de la memoria, a otro tiempos, casi siempre recordados como mejores o como únicos; como inolvidables…

Otras veces, puede ser un aroma; como ese penetrante y placentero del

Amor

Amor

asfalto del verano de la niñez; recién mojado de primeras gotas de lluvia…De nubes de tormenta junto a los acantilados…De otros tiempos pretéritos e irrepetibles…

Y otras veces, como es mi caso, puede ser un encuentro con alguna persona especial con la que uno compartió muchos años de su vida. Me ocurrió el otro día. De improviso. Yendo a hacer unas gestiones del trabajo. A toda prisa por la vida; como suele ser habitual en el gremio comercial; en los negocios; en estos tiempos caóticos que vivimos…Y de repente surge ese encuentro. Inesperado. Natural. Fugaz. Bonito…

Una mirada y una sonrisa franca, dos besos de cortesía dados con cariño y aprecio verdaderos; un breve intercambio de palabras; un qué tal te va la vida, un me alegro de que todo bien, un hasta pronto; un cuídate mucho dicho desde lo más profundo y sincero del alma. Un abrazo… Un adiós…

Y entonces uno emprende el paso de nuevo en dirección opuesta, de regreso

El tiempo nunca vuelve

El tiempo nunca vuelve

a sus tareas y al destino que se ha ido forjando como buenamente ha sabido o podido en la vida, a  su rutina…Pero ya no se va de la misma manera. Porque algo ha regresado de pronto para recordarle todo aquello que una vez fue… Y todo aquello que una vez pudo ser pero que no fue…Como ese aroma del asfalto recién mojado de la adolescencia… Pensando en todo lo vivido, aprendido y compartido durante ese pedacito de viaje juntos. Durante ese trocito de vida, saboreado en común… Con una extraña mezcla de nostalgia y pena por saberse uno también caduco. Por saberse perecedero como el tiempo que solo conoce de ir hacia delante y de nunca pararse. De nunca volver atrás…Avanzando de la única manera que sabe. Restando minutos a nuestro reloj…A nuestras vidas…Nos guste o no… Con la única salvedad de ese rinconcito nuestro por derecho llamado memoria; en ese y solo en ese reducto inconquistable y maravilloso que es el recuerdo, es donde somos nosotros quienes ganamos la batalla al tiempo. De ahí lo importante de un patrimonio que estoy seguro pervive incluso más allá de la muerte. Mucho más allá…

Y entonces uno no puede sino esbozar una sonrisa de satisfacción. De alegría

El ayer...

El ayer...

de estar vivo. De saber que a esas personas especiales cuyas vidas formaron parte un día de la suya, les va todo bien y que continúan su camino sin mayores contratiempos. Porque su felicidad es también la de uno. Por todo lo que un día fue y lo que eso nos dejó de sabiduría emocional y de experiencias a ambos. Y de ese poso impagable llamado cariño y recuerdos… Y porque todo lo que somos hoy es una suma de todo lo que fuimos ayer.

Existen pocas cosas más bonitas y gratificantes en la vida que poder mirarse a los ojos, tras los años, sin dobleces, y con esa complicidad del que se quiere y se aprecia. Y del que sabe que un día fue la mitad del otro. Con todo lo que ello implicaba. Y de agradecerse lo vivido y esto que somos hoy. Y de seguir creciendo, aunque ya no en líneas convergentes, sí en paralelo y conectados por una especie de hilito de afecto y de amistad invisible pero eterno. De un quererse de distinta forma. De un saberse un día, la mitad del otro…

Os deseo a esas pocas personas, y tú eres una de ellas, toda la salud, la felicidad y la plenitud del mundo. Por lo que un día fue. Y también por todo aquello que no pudo ser…

Larga, larguísima vida y buenos vientos. Siempre.

………………………………………………………………………………..

ENTREVISTA EN “VOCES DE MARGEN IZQUIERDA”

Entrevista que me hicieron para la revista “VOCES DE LA MÁRGEN IZQUIERDA – EZKERRALDEKO AHOTSAK” , patrocinada por la DIPUTACION BIZKAINA. Fue publicada el 14 de Octubre. Podéis encontrarla en casas de cultura, centros cívicos, ayuntamientos…


1. ¿Cómo comenzaste a escribir poesía? ¿cuáles fueron las razones que te impulsaron a plasmar sobre un papel tus ideas, emociones, sentimientos…?

Fue un proceso muy instintivo y mis primeros poemas los escribí en el colegio con 13-14 años. De hecho son muchos de ellos los que conforman aquel primer poemario que publiqué, “De puño, letra y entraña” (Ed. Beta.2008) Por aquel entonces era una forma de liberar ciertas emociones  y reflexiones que necesitaban de la página en blanco para cobrar vida. Hoy me sirvo de la poesía, además de para eso, para denunciar y reivindicar muchas de las injusticias y desigualdades que nos rodean.

2. ¿Podrías definir con un cuarteto qué significa la propia poesía para ti? Mejor con un fragmento de esto escribía en aquel “De puño, letra y entraña”.

“Escucha…

Mis versos son un pálpito furioso
de corazón henchido.
Voz rota de garganta cansada
y llanto de niño…
A este lecho donde yacen, tú que los lees,
acerca tu oído…
Porque eso es mi pecho lo que oyes.
Y esto que lees, sus latidos…”

3. A la hora de escribir un poema, ¿en qué elementos te inspiras? ¿es verdad que los estado de ánimo influyen mucho a la hora de componer?

En la vida. En esos instantes que, como el propio tiempo, pasan corriendo yfoto portada beta se van…Y que yo atrapo de alguna forma y hago tangibles a través de mis letras. En las alegrías y las tristezas que nos depara la propia existencia. Es muy cierto ese tópico de que en los estados extremos, bien de pasión; de felicidad, bien de melancolía o de dolor es cuando brotan las mejores composiciones o al menos las más puras. Las más auténticas.

4. ¿Cómo ves la poesía actual? ¿Conoces a muchos escritores/as jóvenes como tú interesados/as en esta modalidad? ¿Cómo valorarías el panorama cultural actual en general?

Si la poesía es un reflejo de la querencia por la cultura existente en la

Para avispados...

Para avispados...

sociedad de hoy en día, diría sin duda que está en plena decadencia. Como el tejido social mismo. Vivimos de las prisas, de lo banal, de lo vacío; nos sostenemos en un edificio sin cimientos; carente de valores…Queremos best sellers superficiales que nos distraigan; con tramas trepidantes y sin apenas contenido…Sin fondo alguno. La poesía es el extremo opuesto. Es pensamiento crítico; es reivindicación de justicia y valores; es degustar emociones hasta el tuétano; sin prisas…Es TODO de lo que adolece esta sociedad del consumismo fácil y del fast food. Parece que, al menos, esta crisis está empezando a despertarnos…Y quizás, con suerte, a cambiarnos…

5. Tras Requiescat in Pace (Ed. Gomylex.2009), ¿qué nuevos proyectos han visto la luz? ¿En qué estás trabajando en la actualidad?

De aquel libro, autoeditado y autogestionado, y que me llevó de presentaciones por Madrid, Barcelona, Sevilla y varias ciudades más de toda España, y que a pesar de la dramática situación del sector, alcanzó su segunda edición, aprendí que hay que bajar la velocidad. Fue todo muy rápido y muy intenso y tuve que pagar un peaje duro; sacrifiqué mucho tiempo de la gente a la que quiero y de mi propia vida. Ahora llevo dos años documentándome y dando forma a una novela que ya he comenzado a escribir y que espero acabar en primavera. Sin prisa. Trata de la parte más profunda y dramática del conflicto vasco. De la humana. De personajes que sufren y padecen, cada uno a su forma, por todo este contexto. De los más profundos dramas a nivel humano que se esconden detrás de los titulares de prensa y de las portadas de los telediarios…Por las venas de un etarra y de un guardia civil corre la misma sangre, ambos son de carne y hueso. Probablemente hayan sido amigos del barrio, jugado en el mismo equipo de fútbol o estudiado juntos. Aunque uno de los dos, por desgracia, haya elegido el camino equivocado. Es ficción pero absolutamente pegada a la realidad… Por otro lado, tengo material escrito para otros dos poemarios, pero voy a esperar para volver a publicar. Quiero tomarme un tiempo antes de volver a zambullirme en todo el proceso de nuevo.

6. ¿Alguna vez algún amigo/a te ha pedido que le escribas un poema de amor para conquistar a un/a chico/a?

Ja,ja,ja. Mis amigos son todos unos golfos entrañables y sé que más de uno lo habrá explotado para intentar seducir. Más ellos que ellas, claro. De hecho espero que si a alguno le ha servido para ello, me lo diga; me debe un vino.

7. ¿Cuáles son los poetas qué más te han influido a la hora de escribir?buenas web

Dos poetas vascos que siempre hablaron alto y claro: Blas de Otero y Gabriel Celaya; Neruda, Withman, el enorme Bécquer, Alberti, Lorca, Miguel Hernández… A los actuales he de reconocer que no les he leído demasiado excepto a algunos amigos; Joaquín Sabina…No acabaría.

8. Cuando te llega la inspiración, ¿dejas todo y coges papel y lápiz para plasmarlo? ¿Has tenido alguna vez el bloqueo del escritor?

La poesía es como una explosión que llega, deja su poso y se va. Siempre llevo post it o la grabadora del móvil a mano porque la inspiración me suele zarandear en los lugares más insospechados. Corriendo, en el coche de camino al trabajo, en  la cama… O estoy ahí para “escuchar” su voz o se escapa. El género novelístico requiere de otro proceso más reflexivo, de una planificación mayor. Ahí si me he sentido bloqueado alguna vez. Hay muchos caminos-argumentos posibles para llegar al mismo lugar y discriminar unos en pro de otros no es fácil.

9. ¿A qué público van dirigidos tus poemas? ¿Crees que los jóvenes leen poesía? ¿Cómo se podría conseguir acercar la poesía a la juventud?

En mi segundo libro, “Requiescat in pace” Ed. Gomylex.2009 , quise aportar valor añadido y atraer al público más joven y menos “lector”. Por eso incluí en él un cd con los poemas recitados por dos amigas profesionales y por mí; acompañados de música. Quise cambiar el concepto clásico de lectura por la alternativa para el que quisiera de poder escucharlo en el coche, en el pc o en el mp3. Creo que para enganchar a la gente joven hay que ir por ahí. La poesía ha de evolucionar. Además, por supuesto, de que hay poetas que divagan tanto como los políticos. Cuya poesía es tan etérea y metafísica que está a años luz de la realidad. Con la que nadie se identifica. Que no habla de  de las emociones que a todos nos llenan o nos asedian o de lo que ocurre en las aceras. No es poesía de la calle. Es poesía de premios nacionales de literatura y de intelectuales eruditos elevados a la enésima potencia. La respeto, pero para mí carece de sentido.

10. ¿Qué mensajes intentas transmitir a través de tus poemas?

Cada poema es una pequeña historia en sí mismo. Una pequeña píldora para “curar” o enardecer algo. Se puede denunciar que se mate por una idea, o que los saharauis se mueran de pena e injusticia en el desierto, se puede cantar al amor y la pasión; se puede gritar de entusiasmo por estar vivo…Se puede morir de pena en un verso; o liberar los miedos y las angustias más profundas; la melancolía; el desamor, la soledad…Todos estamos muy acompañados pero a la vez muy solos ante la existencia y el devenir…La poesía ayuda.

11. ¿Es cierto que para escribir buena poesía hay que contar con una trayectoria vital de cierta envergadura, es decir, “haber vivido mucho”?

¿Por qué Joaquín Sabina, por ejemplo, conecta y gusta a muy diferentes generaciones? Porque cuenta historias que ha vivido. Porque ha exprimido la vida intensamente; muchas veces al límite y eso le aporta un bagaje emocional y espiritual que hace que tenga muchas cosas que comunicar, que compartir, que expresar. No es imprescindible pero sin duda es una materia prima fundamental. Vivir.

LA BANDA SONORA DE UNA PELÍCULA LLAMADA TU VIDA

No creo en más infierno que tu ausencia,

paraíso sin ti yo lo rechazo.

Que ningún juez declare mi inocencia

porque en este proceso a largo plazo

buscaré solamente la sentencia

a cadena perpetua de tu abrazo…

ANTONIO VEGA. “A trabajos forzados”

La letra de esta canción del difunto cantautor Antonio Vega pertenece a un poema de Antonio Gala. A mí personalmente se me ponen los pelos de punta cada vez escucho su voz. Aunque esta ocasión (porque en este mismo instante mientras escribo la estoy escuchando) sea la vez diez mil…

Antonio Vega

Antonio Vega

Y es que hay canciones que construyen y acompañan casi sin darnos cuenta la historia de nuestras vidas. Nuestra banda sonora personal. “A trabajos forzados” es ya por derecho propio un pedacito de la mía. Tanto es así que además quise incluirla como entradilla de un poema del segundo libro que publiqué.

Antonio Vega, con ese timbre de voz tan suyo, tan desde las entrañas, tan desde su, probablemente no elegida, lánguida melancolía; con su sensibilidad al cantar… Antonio fue con “La chica de ayer” o con “El sitio de mi recreo” inspiración para componer, para escribir, para amar, para SENTIR… Él y tantos otros no murieron porque nos dejaron su VOZ y su música ya inmortal para siempre. Y como él tantos otros. Solo continuaron viaje a otro lugar. Y hoy vuelve, una vez más a ponerme la banda sonora de este ratito aquí en Cuenca. Mientras escribo estas líneas  y mientras os leo de reojo en el facebook desde la zona wifi del hotel.

Pero podría hablar de cientos de canciones más. Como todos vosotros si os detenéis a pensarlo un segundo. Porque a mí por ejemplo, Michael Bolton y su “When a man loves a woman” me recuerda las fiestas en la playa de Laredo, aquel verano inolvidable, con trece años, cuando pinchábamos en el casette (a posta, claro) “los lentos” y yo me abrazaba a la que fuera mi primer amor, bajo aquellas estrellas que yo sentía morirse de envidia. Como si el mundo fuera a acabarse al segundo siguiente…

O aquel “The river” de Bruce Springsteen, o Laura Pausini y su “Se

The Boss

The Boss

fue” (el cilicio es un juego de niños en comparación), o El último de la Fila, Al vayven que marcas caprichoso amor, a tu calor me arrimo, que me acompañaron también muy a mi pesar en ese primer desamor, al que tratas desesperadamente de buscar explicación sin lograrlo (porque uno entiende con los años, aunque le cueste, que en el amor no siempre tiene todo explicación…)

Sabina me recuerda mis amigos de toda la vida. Canallas hasta el fín 😉

Modestia Aparte, “Cosas de la edad”, me recuerda las primeras escapadas sanamente golfas de la adolescencia, a las primeras borracheras entrañables de exaltación de la amistad con la cuadrilla, cuando creíamos que éramos los reyes del mundo y que todos nuestros sueños nos esperaban ahí, a la vuelta de la esquina. Sin demasiadas preocupaciones. Fácil…

Rosana y su “Sonríe” me recuerda mucho  a  Fátima, la niña saharaui que un verano de hace diez años se convirtió en parte de la familia y en mi hermana exiliada…Pena la mía…

Manolo García me recuerda cierto verano con los amigos cogiendo percebes en las calas de la preciosa Sonabia (Cantabria) y cocinando posterior paella con los mismos , Tontxu “Somos de colores” me recuerda a Ordesa y el Monte Perdido, La Quinta estación me recuerda a cuando conocí a Raquel y encontré mi otra mitad, Antonio Orozco “Por momentos te echo de menos” me recuerda mi etapa de soltero despreocupado y golfo, pero inmensamente vacío…Cuando echaba de menos simplemente sentir.

Tontxu

Tontxu

Hay tantos y tantos… Parabellum, Distorsión, MCD, Reincidentes, Extremo, Platero, (germen de Fito, increible pero cierto) a nuestra etapa adolescente (y no tanto) más loca, más rebelde, más reivindicativa. ¿Dónde quedó todo aquello chicos? Ojala que nunca muera en nosotros aquella inquietud y aquella necesidad de revolución…Porque ese día habremos envejecido de verdad…Y no será de edad…

“Corazón de neón” de Orquesta Mondragón y “Sarri Sarri” de Kortatu a la chufla y la alegría desbordada de fiestas de Barakaldo, detrás de la barra.

U2 y “With or without you” , en cambio, me recuerda la otra parte. La del final de las fiestas del pueblo y todo lo que eso significa. Cuando toca recoger la carpa de nuestro pequeño y humilde circo y volver de ese paréntesis directos al planeta tierra después de una semana de FANTASÍA… (que voy a llorar) ;-(

“Pero sigo siendo el rey” a México lindo, “O vento” de Jota Quest a Cancún, Revolver a los kinitos en el Zara , MCD “En Barrenkalle” a las quedadas en el Bizkaigane de Iturribide,

Celtas Cortos “20 de abril” al instituto y aprender que los años te van dejando como poso algunas decepciones y pequeñas nostalgias…

“Mi nombre es Juan antonio Cortés” de La Frontera, porque él la tarareaba en Laredo cierto verano que me quedé de okupa en su casa a mi amigo Txino…

Los refrescos, “Aquí no hay playa” , Hombres G “Sufre mamón” , a los años dorados del colegio, y en cambio “Romper la voz” de Patrick Bruel a cuando todo eso tocó a su fin, acabamos el último curso en el colegio y nos tuvimos que hacer “mayores” casi por obligación…

Muchas canciones no sé verdaderamente  ni porqué las asocio con ciertos momentos. Pero ellas están ahí. Sonando por debajo de cada recuerdo y de cada instante…

¿Y sabéis? Ahora que lo pienso quizás no  recuerde todos esos momentos solo por lo especiales que fueron o solo por como me marcaron en cierto momento de la vida. Solo por haberlos vivido intensamente… Quizás los recuerde también y sobre todo por la música que los acompañaba…Por los grupos y las canciones…Por la banda sonora…Como en una película de cine…La de nuestras vidas.

César Fernández Rollán. 30 marzo 2010

Categorias