podemos ahal dugu

DESEOS Y OJALÁS…PARA 2015

(Viene del CAP. 7) Fin de las reflexiones. Nada más que decir. Apenas 11 meses han pasado desde que se empezó a mover PODEMOS en Euskadi. Y pase lo que pase en este nuevo e HISTÓRICO escenario político vasco y estatal que se abre ante nosotros, ya todos y todas hemos ganado algo. Mucho diría yo.

Más allá de cómo se llamen los nuevos movimientos que han logrado que el sistema (statu quo-estado de las cosas) se ponga en duda. Podemos, Partidos X, Ganemos…

Toca recuperar lo arrebatado.

Para mí es lo de menos. Todos representan a la sociedad civil recuperando la política y lo político de manos ajenas y de modelos pervertidos ; gente despertando y retomando el poder (que es eso que ahora se denomina ‘empoderarse’) ; poniendo en jaque un ‘modo de hacer’ corrompido, obsoleto y perfectamente diseñado mediante ingeniería de alta precisión para servir de forma obscena a los poderes económicos mundiales y perpetuar ese ‘estado de las cosas’. Porque es justo el que beneficia a unas pocas élites (y a costa de hacer a las mayorías sociales las perjudicadas). A ustedes y a mí. Y a nuestros hijos y nietos.

Y eso han traído todos estos años. Nuevas siglas que ponen todo en duda. En cuestión. Pensamiento crítico y capaz volviendo a tomar las calles. Primero nos indignamos, después protestamos, y ahora toca recuperar para la ciudadanía los lugares donde se toman las decisiones. Primaveras árabes, Spanish Revolutions, paraguas en Hong Kong… Como un virus.

Qué más da dónde y quién enarbole la bandera. Cuando todo responde a lo mismo. A la misma necesidad. Al mismo anhelo y a la misma ansia. Al hartazgo global. A la revolución de nuestro tiempo. A una conciencia colectiva a nivel mundial y a un ‘sentimiento’ que se esparce por todo el planeta de que todo esto no va bien. De que lo justo ha pasado a un segundo plano. De que lo humano está siendo destruido por lo material; por la codicia y por la usura de quienes gobiernan en la sombra. De que estas libertades del S.XXI no son sino migajas de un paripé perfectamente maquillado para que parezca tal y para mantener a las masas narcotizadas en estados de bienestar que, disfrazados de democracias, sirvan a intereses ocultos (cada vez menos ocultos) y a monstruosos poderes fácticos mundiales que operan condicionando cada decisión parlamentaria y cada ley.

La lucha nunca es en balde

Hay que luchar por lo evidente

Difícil escapar de ellos. Pero se puede. ¡Sí, se puede! ¡No todo está perdido! ¡2015 la revolución se hace en las urnas! ¡Nadie en casa! ¡Ni un paso atrás! ¡FELIZ AÑO!

Llega el 2015. Todo en juego. Que la gente decida. Poder ciudadano. (Capítulo 7)

(viene de Cap. 6) El año 2014 se nos va… Pero quedará para la posteridad. Porque ahora ya sabemos que significó el principio de algo cuya dimensión solo el devenir será capaz de poner en su justo lugar. Muchos cambios en poco tiempo. Un acelerón radical a la Historia. Como si un montón de años se hubieran condensado en uno solo…

Y como si de aquel sueño, de aquello que los pesimistas y los incrédulos llamaron utopías y del “no nos representan” de las plazas, se hubiera pasado al “sí,

se puede”. Pero no como mero ‘slogan’ facilón de manifestación callejera. Sino al de verdad. Al palpable en la calle. En el país. Al realizable. Al de los cambios. Al de las rupturas de lo que otrora pareciera inamovible. Al de la caída por fin de todos esos muros que parecían insalvables. Se acabaron las partidas con las cartas marcadas. De toda aquella impotencia y aquella frustración vivida por muchos y muchas durante largos años, hemos pasado a un escenario totalmente abierto. De posibilidades. La ciudadanía volviendo a preocuparse de ‘lo político’ y por ‘lo político’. Cada vez más despierta. Cada vez menos transigente. Cada vez más exigente.

Todos los debates, las portadas, las noticias, giran ahora en torno a los temas sociales, los temas de interés general, las luchas colectivas y la denuncia de la cloaca subyacente en muchos ámbitos de nuestra imperfectísima democracia. Todo esto que ayer era ayer era impensable, es hoy una realidad contundente. Y lo lidera unas siglas llamadas PODEMOS como bien podrían haber sido otras. Nunca dejaré de defender, como muchos otros y otras que vivimos NUEVOS TIEMPOS. Y en que más allá de siglas y de nombres propios importan las IDEAS. Los conceptos. Nuestro futuro pasa porque la mayor parte del peso de la política y de las decisiones recaigan sobre el pueblo independientemente de cómo se llame quien ocupe los escaños. PODER CIUDADANO. DEMOCRACIAS PARTICIPATIVAS. Es lo que habremos de exigir de hoy y para los restos a quien gestione los países. No queremos REPRESENTENTANTES. Queremos portavoces. De la voluntad popular. Que el pueblo vaya definiendo su futuro a base de involucrarse. Que la gente asuma responsabilidades. Que reflexione, que opine, que madure a costa de acertar y de equivocarse. Porque todo eso es EMPODERARSE.

¿IZQUIERDAS O DERECHAS? ROMPAMOS SU DIALÉCTICA PERVERSA.

Eso significará seguir rompiendo la famosa dialéctica de IZQUIERDAS Y DERECHAS que tantos réditos ha traído a los de siempre. Y tanto constriñen la

Poder ciudadano

pluralidad y riqueza de matices de las gentes de este país. Porque este país, como en PODEMOS, somos muchos y muy diferentes, sí, pero las mayorías sociales, tienen unos objetivos comunes que siguen siendo los mismos: renovar la Constitución, ponerla servicio a las personas de forma urgente, acabar con la corrupción, lograr un sistema basado en criterios de justicia social y en definitiva una democracia participativa más justa y que nunca más vuelva a servir a intereses de los poderes económicos en lugar de a las personas. Y todo eso solo encaja en una dialéctica que trasciende de izquierdas y derechas: la del sentido común. La que supone una intersección entre diferentes. El concepto más transversal y más simple de todos: el interés de las mayorías; el interés general.

Y PODEMOS no será la solución de todos los problemas, no se equivoquen. El mundo a nivel global está gobernado por una minoría selecta de grupos poderosos que manejan toda la economía mundial, los medios productivos y de comunicación pero es evidente que este sí parece el principio de un largo camino en el que la ciudadanía tendrá mucho que decir. Y PODEMOS es, ya de momento, una china dentro del zapato del ‘statu quo’ reinante. Y un aliento en la nuca del poder corrupto y de los sistemas que traicionen a sus pueblos y que gobiernen para la economía en lugar de para las personas. Porque ténganlo claro: ustedes, todos y todas, son PODEMOS. Independientemente de a quién le pongan ustedes la ‘X’ en la papeleta cuando depositen su voto en la urna. Da igual. PODEMOS es solo un grito de indignación y un ‘alzarse en pie’ contra una forma de entender el mundo. Contra una forma de hacer. Contra lo injusto. Contra lo irracional. Contra lo ‘inhumano’. Contra el drama sangrante e infame de observar un sistema global que perpetúa la opulencia de unos pocos, frente a la miseria y el sufrimiento de todos los otros. Da igual el continente. Hablamos de las mayorías mundiales.

PODEMOS ERRARÁ. COMO TODOS Y TODAS USTEDES.

PODEMOS no viene a salvarles, no se equivoquen. Porque PODEMOS es sólo la proyección de todos ustedes. Posee las mismas mil virtudes y mil defectos

Bendita rebeldía popular allá donde la haya

que ustedes. Cometerá los mismos mil errores y los mismos mil aciertos. Pero, tampoco lo olviden: PODEMOS enarbola también la misma bandera y el mismo objetivo claro y contundente latente en todas las gentes de bien y materializado en todas las calles y plazas de aquel 15M: UN MUNDO MEJOR.

Para finalizar este repaso a este último año, diré que nunca me he considerado un tipo especialmente sectario. Soy muy poco anti nada. Las siglas, las banderas y los colores nunca me han puesto especialmente cachondo ni me han enconado aquí o allá. Pero las ideas y los conceptos, sí. Y participo plenamente de los principios, de los anhelos y de las búsquedas de lo que yo entiendo que es esta herramienta articuladora de tantas luchas llamada PODEMOS. A partir de ahora la bola vuelve a estar en tejado popular. En manos de Ustedes. Y de todos y todas. Y de mí, como parte de ese ustedes. Hablemos pues, el pueblo soberano. Ahora más despierto, más sabedor, más implicado y más empoderado. (o eso quiero pensar) Las urnas esperan. Y el 2015, será lo que la participación ciudadana quiera que sea. Alea jacta est.

DIARIO DEL CAMBIO HISTÓRICO (CAP. 4) – “Campaña electoral de Podemos a Europa sin un clavel”

CAPÍTULO 4 – “Nuestra locura de una campaña electoral sin dinero. A los bancos ni agua. El capital humano venciendo al económico”

 

(Viene de capítulo 3…)  La democracia española pedía a gritos un reinicio que la pusiera al servicio de los intereses de las mayorías ciudadanas, en lugar de postrarla ante las minorías elitistas y económicas. El mundo al revés.

Os juro que en toda mi vida a un servidor no se le había pasado ni por asomo por la cabeza hacer campaña o repartir pasquines públicamente en nombre

Sumar es vencer

de absolutamente ningún partido político del panorama que teníamos. Ni en veinte vidas. Había algo que ‘tufaba’. Que echaba para atrás. Y quizás lo hiciera en este caso porque esto nunca me pareció tal. Porque aquí solo veía a población civil tomando las riendas. Empoderándose. Luchando contra Goliat. Conformando la Revolución de nuestro tiempo. En todos estos meses siempre que algún revés me ha restado energía o ilusión me acuerdo de mis abuelos, y de que esto no es solo por mí. Si no también por ellos. Y pienso en esos hijos que aún no tengo y en que todo esto que hacemos algún día redundará en ellos. Y en la gente que está jodida. Y en lo injusto de todo este modelo de mundo que hemos construido. Ya estábamos en Abril. A un mes de las elecciones. Con mil incertidumbres sobre ‘dónde nos estábamos metiendo’. Pero equivocados o acertados. Una cosa teníamos clara. Esta era la herramienta. Esta era la posibilidad. Esta era la esperanza.

Construir y organizar la campaña electoral para Europa de algo recién nacido y con los medios materiales y con los pocos recursos humanos de los que disponíamos no fue nada fácil. Había que intentar mover una gigantesca bola de nieve que estaba parada aún. Ante la cuesta. Era ahora o era nunca. Y aquello nos exigió multiplicarnos y echar el resto. Supuso además para muchos problemas de índole personal de conciliación con nuestros trabajos, estudios, familias o pareja. Gente que no entendía lo que estaba pasando. Y el por qué de nuestros esfuerzos y vehemencia. El por qué de nuestra intensidad: recogida de firmas por la calle para avalarnos, charlas en los pueblos, pegadas de carteles… En 5 meses estábamos sacando adelante el trabajo que a muchos partidos les costaba varios años. Pero nuestro motor era mucho más poderoso. Una convicción férrea nos movía a todos y todas. Y demostramos que sí. Que sí se podía. Sin pedir dinero a los bancos y sin renunciar a nuestros principios. Con listas abiertas. Con colaboración voluntaria. Con lo político entendido como servicio a una causa. La de coger lo de la gente y devolvérselo a la gente.

Aún recuerdo una conversación (Fortu, Josean, David y Neli, creo recordar, Víctor y Dani habían estado por allí de visita antes) subiendo de repartir

Trabajo colectivo

información y caminando desde la plaza de Portugalete a Repélega. A escasos días de las votaciones: ¿Cuántos votos harán falta para tener un escaño?. Ninguno teníamos ni idea. Un teléfono móvil. Mira en Google. ¿400.000 mil votos? ¡Joder! Eso es la hostia ¿no?. Miradas de preocupación. De inquietud. De ganas de saber en qué se traducía tanto esfuerzo y tanta fe… ¿Cuántos creéis que sacaremos?. ¡Si llegamos a dos sería la hostia, pero uno ya es una victoria! ¡Tendríamos voz! ¡Pero si no tenemos dinero ni para las papeletas!. Ja,ja,ja. Fin de la conversación. Unas cañas y sonrisas cómplices. Algo estaba pasando…Lo podíamos sentir… Y cada cual pensaría para sí lo que quisiera. Pero nadie daba un duro por todo lo que pasó después.

Ni las estadísticas ni los medios se enteraron de la fiesta. Ellos seguían en su nube de Valencia. Mirándose el ombligo….
Pasando y ninguneando las notas de prensa que nos esforzábamos en remitirles. Sin acudir a cubrir nuestros actos de campaña. Sin pulsar lo que estaba bullendo en las redes, en las calles, en los Círculos de toda España. Así que nadie lo vio venir. O no al menos en tal magnitud. Porque ni siquiera nosotras éramos aún conscientes de lo que estábamos logrando… (sigue en Cap. 5)

EN UNA GUERRA PIERDEN TODOS. PERDEMOS TODAS

Me preocupa. Y mucho. Nelson Mandela y Mahatma Gandhi, como muchas otras y otros, supieron y tuvieron la VIRTUD de mirar más allá de las siglas, colores de piel, religiones o etiquetas que dividían a las gentes de sus respectivas realidades. Supieron trascenderlas. Supieron mirar MÁS ALLÁ DE SU CONTEXTO HISTÓRICO concreto. Porque SUPIERON VER MÁS LEJOS.  Ambos pagaron altos precios por ello.

Me preocupa. Y mucho.  Por eso los saco a ambos a colación. Me preocupa  tanto que, de hecho, repetiré esto sistemáticamente y hasta la saciedad: NUNCA-NUNCA-NUNCA podremos CONSTRUIR un mundo-país-sociedad-comunidad SANA, ni ESTABLE, ni RESPETUOSA, si APARTAMOS aquello y a aquellos cuyo pensamiento NO nos gusta. No hablo solo en calidad de miembro activo de PODEMOS como soy en la actualidad, sino que hablo como algo ‘inetiquetable’, gracias a Dios: hablo como persona.

 

Una herencia que dejar a nuestras hijas e hijos

Además tengo la profunda convicción de que nosotras y nosotros, en este nuevo tiempo, con estas nuevas generaciones, desde

El futuro no es nuestro

PODEMOS o desde donde sea,  lo vamos a lograr. Porque tenemos INTELIGENCIA, SENTIDO COMÚN, CAPACIDAD, CONVICCIONES Y HUMANIDAD. Y aprendizaje. De las buenas y malas praxis del pasado. Gracias a las cuales se nos ha ido mostrando en qué dirección caminar.

Y sé también que, aunque nos lleve muchos años y trabajo, vamos a lograr generar un positivo y GRANDÍSIMO ejemplo para generaciones futuras que será difícil de destruir. Una semilla sólida para el medio largo plazo. Quizás nosotras y nosotros siquiera veamos sus frutos. Pero hemos de creer ciegamente en su esencia. Porque todo esto que construimos en el HOY, en el PRESENTE, será el FUTURO en el que vivan nuestros hijos e hijas. Y en el que vivan los suyos. (casi nada)

Ser del Barsa no implica ser AntiMadrid

Si a nivel general y sobre todo en este país llamado España, no entendemos que ser del BARSA no tiene que implicar ser ANTI MADRID ni viceversa, o que porque nos guste el color VERDE no tenemos que odiar el color NARANJA. O que defender lo NUESTRO no tiene por qué implicar el ATACAR por defecto lo de los demás. (porque la tolerancia cero sí que sería legítima y deseable contra todo aquello que viole las líneas rojas de los Derechos Humanos o de la legalidad vigente.)

Pero el FUTURO solo se puede construir entre DIFERENTES. Sin SECTARISMOS. Eso ya lo hicieron otros antaño en muchos momentos

Espectro político

de la historia y nos dejaron a las generaciones posteriores regueros de odio por todas partes. Herencias ENVENENADAS. En las guerras NUNCA gana nadie. Con armas o sin ellas. En la guerra del ODIO NUNCA gana nadie. Todos pierden. NUNCA podremos gobernar un país sin contar con 10 millones de personas votantes del PP con otros 8 del PSOE ni sin UPyD, ni sin IU, ni sin el vecino que nos cae regular…Ya me entendéis…No sin TODOS Y TODAS. Aunque NO compartamos sus postulados… Porque entonces no será país. Ni mundo. Ni acabaremos con el lastre de las dos Españas o de las tres o de las cuatro… LES NECESITAMOS.

Necesitamos a todos y todas. A todos los colores y pensamientos del abanico. LES NECESITAMOS. No hay que pensar en VENCERLES. Hay que pensar en CONVENCERLES. Y si no lo logramos, (porque no tienen por qué moverse de sus paradigmas) hay que trabajar en INTEGRARLES. En hacerles partícipes. En SUMAR todo lo que hagan bien. Sus buenas ideas. Las de cualquier PARTIDO o PERSONA. Porque las habrá. (esperemos y ojalá)

 

Mandela y Gandhi ya lo inventaron todo. O casi.

Supondrá esfuerzos…Supondrá vencer prejuicios. A muchos les sonará a utopía. Pero no lo es. Nada es nuevo bajo el sol. Todo ha

Nelson Mandela

ocurrido ya antes. Refresquemos memoria. La historia está ahí para darnos las MAYORES LECCIONES si sabemos tomar los ejemplos que otros y otras nos DEJARON. No lo digo yo…NELSON MANDELA pudo vengarse de quienes les mataron y humillaron en el apartheid y ¿en cambio? MADIBA llegó al poder y les tendió la mano. Incluso a sus asesinos y represores. Dándoles la mayor lección de humanidad de la HISTORIA. Y la mayor lección de VALORES. Y de perdón. Y de INTELIGENCIA.

No lo digo yo… MAHATMA GANDHI que venía de ser un abogado acomodado formado en Reino Unido (país colonizador-ocupador de su país), colgó la toga y volvió a la India a construir el futuro y la LIBERTAD. A construir un PAÍS en el que poder vivir en la discrepancia pero sin odios que lastraran la CONVIVENCIA. ¿Y sabéis cómo lo hizo? ( Di Ana , querida cousin, gracias por aquel viaje a La India y al museo de Delhique de nuevo dio un giro de tuerca a nuestra escala mental) LLEVANDO LA CONTRARIA INCLUSO A TODOS LOS DE

Mahatma Gandhi

SU PROPIA RELIGIÓN. E INTEGRANDO a todas las RELIGIONES musulmana-hindú-católica. Que se odiaban entre sí. A muerte. Que se aborrecían. Por todos los daños sufridos en cada comunidad. Que no supieron entenderse.

Nelson y Mahatma, como muchas otras y otros, SUPIERON MIRAR MÁS ALLÁS DE SIGLAS, O DE RELIGIONES, O DE ETIQUETAS que les dividían. Supieron mirar MÁS ALLÁ DE SU CONTEXTO HISTÓRICO concreto. SUPIERON VER MÁS LEJOS. Concentraron sus objetivos y energía en lo que les unía. Con DETERMINACIÓN Y FE. Contra todo pronóstico lógico en sus respectivos tiempos. Supieron ver al OTRO como lo que es. Más allá de siglas o militancias. Un ser humano. Con nombres y apellidos. Con felicidades y miserias. Con miedos y con dudas. Con una existencia con principio y con final.  Buscando lo mismo… Buscando lo mejor para su vida y la de los suyos (llamadme idealista pero me obstino en pensar que ese es el objetivo último de cada ser humano. Y en repetírmelo constantemene. Aunque la dirección y los métodos de unos y otros sean antagónicos. Hablo de la buena gente , claro. La maldad y la mala intención alevosa no juega en esta ecuación, por eso ni la menciono. Pero aún así creo que incluso esta proviene también del sectarismo-radicalidad. Avaricia y usuras patológicas aparte )

Conclusión deseable: un barrio mejor; un mundo mejor.

ES MUCHO MÁS LO QUE NOS UNE, QUE LO QUE NOS DIFERENCIA. Aun con las discrepancias… ELLOS Y ELLAS, MANDELAS,

Diversidad

GANDHIS, etc. SUPIERON HACER DE ESA MÁXIMA su filosofía de vida y la guía de todas sus acciones diarias y estratégicas. Y así lograron también, por defecto y de paso, hacer avanzar eso que denominamos la HISTORIA. En la buena dirección. Si nos olvidamos de referencias como esas y NO nos obsesionamos con tenerlas constantemene en mente y presentes, estaremos cometiendo errores que nos condenarán como seres humanos y como sociedad. Y estaremos traicionando las mayores y más simbólicas lecciones de la HISTORIA.

Sé que PODEMOS también es diferente en eso. Lo veo cada día. En cada reunión de cada círculo. En cada compañera y compañero. No aspiramos solo al PODER por el PODER. Aspiramos a generar nuevas conciencias colectivas. Nuevos contextos. Nuevos escenarios. Barrios mejores. Mundos mejores. Los de ese FUTURO MEJOR que soñamos. Los JUSTOS e IGUALITARIOS. Pormenorizando todos los SUFRIMIENTOS. Y ojalá que acabando con todos.

PODEMOS!!! AHAL DUGU!!!

 

 

 

Contador Visitas

Galeria personal

Get the Flash Player to see the slideshow.

Categorias