PARTIDO X

DESEOS Y OJALÁS…PARA 2015

(Viene del CAP. 7) Fin de las reflexiones. Nada más que decir. Apenas 11 meses han pasado desde que se empezó a mover PODEMOS en Euskadi. Y pase lo que pase en este nuevo e HISTÓRICO escenario político vasco y estatal que se abre ante nosotros, ya todos y todas hemos ganado algo. Mucho diría yo.

Más allá de cómo se llamen los nuevos movimientos que han logrado que el sistema (statu quo-estado de las cosas) se ponga en duda. Podemos, Partidos X, Ganemos…

Toca recuperar lo arrebatado.

Para mí es lo de menos. Todos representan a la sociedad civil recuperando la política y lo político de manos ajenas y de modelos pervertidos ; gente despertando y retomando el poder (que es eso que ahora se denomina ‘empoderarse’) ; poniendo en jaque un ‘modo de hacer’ corrompido, obsoleto y perfectamente diseñado mediante ingeniería de alta precisión para servir de forma obscena a los poderes económicos mundiales y perpetuar ese ‘estado de las cosas’. Porque es justo el que beneficia a unas pocas élites (y a costa de hacer a las mayorías sociales las perjudicadas). A ustedes y a mí. Y a nuestros hijos y nietos.

Y eso han traído todos estos años. Nuevas siglas que ponen todo en duda. En cuestión. Pensamiento crítico y capaz volviendo a tomar las calles. Primero nos indignamos, después protestamos, y ahora toca recuperar para la ciudadanía los lugares donde se toman las decisiones. Primaveras árabes, Spanish Revolutions, paraguas en Hong Kong… Como un virus.

Qué más da dónde y quién enarbole la bandera. Cuando todo responde a lo mismo. A la misma necesidad. Al mismo anhelo y a la misma ansia. Al hartazgo global. A la revolución de nuestro tiempo. A una conciencia colectiva a nivel mundial y a un ‘sentimiento’ que se esparce por todo el planeta de que todo esto no va bien. De que lo justo ha pasado a un segundo plano. De que lo humano está siendo destruido por lo material; por la codicia y por la usura de quienes gobiernan en la sombra. De que estas libertades del S.XXI no son sino migajas de un paripé perfectamente maquillado para que parezca tal y para mantener a las masas narcotizadas en estados de bienestar que, disfrazados de democracias, sirvan a intereses ocultos (cada vez menos ocultos) y a monstruosos poderes fácticos mundiales que operan condicionando cada decisión parlamentaria y cada ley.

La lucha nunca es en balde

Hay que luchar por lo evidente

Difícil escapar de ellos. Pero se puede. ¡Sí, se puede! ¡No todo está perdido! ¡2015 la revolución se hace en las urnas! ¡Nadie en casa! ¡Ni un paso atrás! ¡FELIZ AÑO!

“DIARIO DE MIS ÚLTIMOS MESES- El ahora o nunca” – Capítulo 2

CAPÍTULO 2 – “Romper con el opinódromo de las plazas. Del ‘Partido X’ al nacimiento de Podemos”

(Viene de capítulo 1…) Comienzo este capítulo recordándoles el final del que le antecedía: “política es el precio de las alubias, del pan, del zapato, de las medicinas” (Bertolt Brecht) Porque un servidor, habiendo asumido esta reflexión como propia incluso antes de haber leído al poeta alemán y habiendo rodeado ya el Congreso en varias ocasiones, participado ya de mareas de colores, de plazas, megáfonos y de otras muchas causas que el estómago le pidió reivindicar cuando estimó oportuno movido por unas migajas de sentido común y exigencia de justicia, tuvo claro desde el minuto siguiente a aquellos debates ‘quince emeros’ que con la indignación no bastaba. No era suficiente. Ya el mismísimo Sthépane Hessel (diplomático y escritor francés que participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos) había dado un paso más allá de su “¡Indignáos!” (Ed. Destino. Barcelona. 2011) marcándonos la senda: ¡Comprometéos! , nos instó después (reprochó , diría yo).

Y yo, que soy muy crédulo y muy iluso, creí en todo aquello que cantábamos. En ese mundo mejor. Y en que sí que habrá arena de playa bajo los adoquines, compañero Ismael Serrano. No sé durante cuánto tiempo. Ni si durará mucho. Pero la habrá. Protestar ya no bastaba. Había que vencer los complejos y los miedos y jugarles en un tablero ensuciado a posta para que nunca quisiéramos ni acercarnos a él. Y de esa forma tenernos donde querían. Donde siempre han querido. Lejos de donde hacemos daño. Lejos del activismo. Lejos del poder. Para poder hacer y deshacer tranquilos. Cheque en blanco contra nuestras libertades y nuestro futuro. La banca gana.

Nos costó. Pero hubo quien afortunadamente lideró esos primeros pasos desde lo social y las plataformas ciudadanas hacia lo político. El Partido X-Red Ciudadana fue esa primera luz que abrió camino. En Enero de 2013. Simona Levi y Sergio Crespo tirando del carro. Con valentía. Con convicción. Con un trabajo titánico para reinventarlo todo. Los conceptos pervertidos de tanto ‘malusarlos’, las dialécticas desgastadas y obsoletas. Desaprender para reiniciar el futuro. Porque “El futuro es ahora”. “Democracia y punto”. La declaración de intenciones estaba clara. Y llegó el primer programa de elaboración 100% abierta y colaborativa y un ideario que dejaba patente que llegaban otras formas de hacer. Nuevas. Participativas. Y otras exigencias. Consultas a la ciudadanía, presupuestos participativos, transparencia, poner nombres y apellidos a los culpables y sentar en el banquillo a los corruptos… Ideas del futuro para cambiar el presente. Lógica y sentido común frente a izquierdas y derechas. Muchos nos aferramos desde el minuto uno a aquella herramienta porque sabíamos y éramos conscientes de que jugábamos a contrarreloj y de que había que superar la fase debates sobre el sexo de los ángeles y el opinódromo asambleario. Ya íbamos tarde. Muy tarde. Jugábamos en los tiempos del “ahora o nunca”… Y seguimos jugando en ellos…

Y toda herramienta de ruptura junto a la que poder bregar y a la que poder aportar todos nuestros recursos era acogida como agua de Mayo. Había que quebrar de una vez por todas el statu quo bipartidista estatal (en Euskadi el casi ‘monopartidista’) y reiniciar la democracia. Sin dilación. Pero fueron más sus miedos y los nuestros que las ganas de tod@s. Y ninguno lo vimos claro. Los cómos. Los cuándos. Muchas dudas. Pocas certezas. Horizontes difusos. (y así , de hecho, debió de ser la percepción a nivel general porque desgraciadamente no tuvieron el apoyo que muchos les habríamos deseado para las europeas) Quizás porque aún necesitábamos desaprender muchas cosas para volver a aprenderlas. Solo agradecerles su primer paso porque estoy seguro de que algo tuvo que ver en que otros vencieran también sus ‘taras’ y dieran por fin pasos al frente. Uno de ellos se llamó Podemos.

Y dicen las malas lenguas que surgió de una noche de verano segoviana entre cervezas, conversaciones profundas, pensamiento crítico y una visión anti capital. El capital como causante de muchos de los males que nos asolan. Materias grises funcionando en una misma dirección. Todas muy capacitadas. Pero sobre todo, todas muy hartas e indignadas. … (SIGUE EN CAPÍTULO 3)

LA PRIMAVERA QUE NUNCA MURIÓ (mal que les pese a muchos…)

La semana pasada en el programa de Cadena Ser dirigido por Azul Tejerina, mi buen amigo Joseba Iraola, hizo mención a mi trabajo

Quieren borreguitos…

(gracias, Joseba!) y reseñó respecto de un servidor su militancia en ese movimiento que se denominó ‘de indignados’ y que nació cierto 15 de Mayo. Y matizando sus palabras, diré que no me siento abanderado de nada (quién soy yo…) y que hago mucho menos de lo que podría y debería (siempre es poco cuando se trata de ciertas luchas…)  Simplemente y si acaso, sería uno más. Uno de tantos de aquello que se denominó ‘movimiento 15M’ . Porque realmente el 15M es solo una forma de ver las cosas. Y de pensar y actuar conforme a ellas…No es nadie. Y somos muchos. No es de nadie y es de todos…De hecho por eso (y al hilo de este debate intenso y de este conflicto interior en el que muchos nos movemos) creo que no debe materializarse nunca como partido político. ¿Por qué? Pues porque ha de seguir vivo como ‘emblema’ de un espíritu crítico que nació de una ciudadanía harta y avergonzada. Avergonzada de sus gobernantes y de su sistema corrompido, sí, pero quizás también un poco de sí misma y de su propia pasividad. De haberles bailado el agua y de haber dejado que todo esto llegara a estos extremos. De haber coqueteado con el diablo y de haber dado pábulo y hasta simpatizado, desgraciados de nosotros, con toda esa calaña de Julianes Muñoz, Camps, Bárcenas, Dionis, y compañía… De haber preferido jugar a ser Lazarillos de Tormes o Lobos de Wall Street (ver película en cartelera de Scorsese) en lugar de Sampedros, Sartres o Guevaras

 

Por eso ese ’15M’ como tal no debiera ser monopolizado en forma de partido político por nadie (como no lo ha sido) para permanecer

Ser pasivos nos condena

siempre libre e independiente y resurgir de nuevo cuando proceda… Sin servilismos, salvo a la justicia social y a la defensa de los intereses de la gente. Crítico con toda regla del juego que vaya en contra de ‘un mundo mejor’ y luchando por lograr democracias participativas (acabando con este modelo de democracia representativa, ya obsoleta y corrompida, y que ha quedado patente, por si no olíamos toda esta mierda de antes, que está manejada y gobernada por los grandes bancos y por los grandes capitales y sus intereses sibilinos en lugar de por quienes en teoría debieran representar y defender la decisión que los ciudadanos les delegamos vía urnas cada cuatro años)
Muchos, (lo recuerdo como si fuera ayer) vaticinaron un movimiento pasajero, débil y condenado al fracaso. Un arrebato momentáneo de indignación que moriría al poco… Hoy podemos decirles una vez más y con la boca muy grande a todos esos pesimistas o agoreros, o a quienes estuvieran deseando que aquello fuera, en efecto, flor de un día, que aquella primavera sigue más viva que nunca. Y que ya no solo se llama ’15M’ sino que como ya viene ocurriendo desde aquellos días, sigue activa, visible y muy firme; representada de las más diversas maneras o renombrada con las más distintas denominaciones. Unas veces en forma de MAREA BLANCA, o verde, o multicolor… Otras con forma de RODEA EL CONGRESO o de HUELGA DE HAMBRE EN SOL o de TOMA LA PLAZA; otras de Marcha Negra de los mineros o de rebelión popular en Gamonal; o de vecinos que agolpados frente a un portal paralizan un desahucio; o de jueces que (a Dios gracias) van tomando conciencia de que justicia es proteger al débil de las hienas… Diferentes apariencias para una misma cosa: activismo ciudadano que ‘salió’ por fin aquellos días del letargo (Matizo. Mejor digo: “salimos”.Toda mi generación, servidor por supuesto, incluido) Ydel estado de ‘drogadón hasta las cejas’ en el que vivíamos toda la flipada clase media española (con ínfulas de alta) gracias al jaco barato y fácil de pillar que nos proporcionaban los camellos del capital. Todos puestos hasta las cartolas de bienestar y subidos al podium de ese garito ibicenco en el que vivíamos y que bien pudiera haberse llamado “Burbuja” (española) o casi mejor y ya que estamos en Ibiza, “Amnesia”.

 

Y así fue como de aquellos días de unión, y de toma pacífica de plazas (en realidad no tomando nada porque las plazas y las calles, ya eran, simplemente nuestras, aunque entonces no reparáramos en ello), se materializó algo que estaba casi muerto…Y que se llama CONCIENCIA SOCIAL.

 

De hecho y por suerte, no solo no murió sino que incluso hoy, existen proyectos políticos nuevos que nacieron al calor de su filosofía

Ni un paso atrás. ¡NUPA!

y de su ‘despertar’ (como PODEMOSRed Ciudadana-Partido X, plataformas sociales como Somos Mayoría: por un Frente Cívico , etc..) y que se visten por los mismos pies que aquellos movimientos de protesta del 15 de Mayo… Aquella fecha que volvió a recordarnos que un mundo no es mejor solo porque las mayorías vivan bien…Aunque nosotros fuéramos parte esa mayoría. Que un mundo mejor solo será sencillamente cuando TOD@S podamos vivir dignamente  y cuando la prioridad sean las personas y no los mercados. Y cuando el futuro de los pueblos , sea decisión de ellos mismos, con sus aciertos y sus errores. Sin que la sociedad esté a merced del diablo (poderoso caballero es Don Dinero) …

 

Nosotros unas veces complacientes y otras cómplices, nunca debimos renunciar a ello como sociedad…Incluso aunque a nosotros, los jóvenes, nos dieran el biberón y nos criaran en un Estado del Bienestar que (a voluntad, y con premeditación y alevosía) nos dio tantas posibilidades para chutarnos, que se nos olvidaron las cosas verdaderamente importantes… O que ,en el mejor de los casos, hubo quien no las olvidó pero que con ‘la música tan alta’ y el subidón de esa farlopa que era el préstamo bancario y de la vida padre en las venas, dejaron de convertirse en prioritarias en nuestra escala de valores, para pasar a suponer un ‘coñazo’ para nuestros oídos que simplemente nos amargaba la fiesta y nos cortaba el morón… Igual que eso…Igual que la mayor y más poderosa de las armas que tenemos para hacer la REVOLUCIÓN… Y que se llama CONCIENCIA…

Y que si algún día fructifica en UNIÓN entonces se hará INVENCIBLE… Pero esa ya es la siguiente pantalla…Aunque llegará…Estoy convencido…Y de hecho ya está ocurriendo…Casi sin darnos cuenta…Poco a poco… Como una imparable bola de nieve…

 

Un abrazo, larga vida y buenos vientos. A todxs…¡NUPA!

CRÓNICA: MANIFESTACIÓN DE MAREAS 23-F MADRID

El invierno se quiso hacer fuerte el sábado 23 de Febrero. Una fecha más conocida en España como 23-F. El día en que el comandante Tejero entró pistola en mano en el Parlamento en un intento de golpe de Estado y de imposición de una dictadura militar en el país. Hoy no hay comandantes ni tanques en la calle; pero no hacen falta. Porque ya habido un golpe de Estado. Porque ya vivimos en una dictadura. Una invisible en la que nunca reparamos…Hasta ahora.

Una sin necesidad de Tejeros, ni pistolas. Un régimen dictatorial, esta vez de

Medios extranjeros cubrieron el acto

guante blanco, liderado por el capital y por los mercados. Nuestros políticos, aquí y en el mundo occidental entero han claudicado y han sido cómplices y comparsas de todo ello. Del GOLPE DE ESTADO DEL SIGLO XXI. El que somete y aniquila la dignidad y los derechos de los pueblos y los pisotea en beneficio de la avaricia; del poder y del vil metal. Clases débiles expoliadas. Democracia destruida. INFAMIA.

 

El invierno se quiso hacer fuerte el 23-F, sí. Tormentas de nieve, vientos inclementes y una ola de frio polar azotaron con fuerza toda la península. Pero no fue así en Madrid. En Madrid el cielo se negó a claudicar y llegó, venciendo a toda lógica, de nuevo la primavera. Y un sol radiante se apoderó de las calles inundándolo todo de luz. Y de esperanza…Mayo volvió a las aceras. Como nosotros y nosotras. Como las mareas de cuidadanos y cuidadanas llegadas aquí desde toda España.

 

Porque esta vez no iba a ser una más. Se esperaba la madre de todas las madres. La manifestación de manifestaciones. La suma de toda la indignación y el hartazgo de tantas y tantas marejadas dispersas por el país. De todos los sufrimientos y de toda la rabia acumuladas desde que empezara esta crisis. La gente ni puede más. No podemos más. Seis millones de personas y subiendo no tienen trabajo con que pagar sus hipotecas y alimentar a sus familias. Y esto no es literatura, ni retórica vacía, sres. La gente en este país se esta quitando la vida tirándose por las ventanas, ahorcándose; quemándose viva… Desquiciados y desesperados por esa sensación de desamparo, de

Mareas ciudadanas unidas

impotencia…De humillación de quien se sabe ignorado y traicionado. Arrojado como carne muerta en manos de lobos por parte de quien debería velar por ellos, de quien debería cuidarles y protegerles…Del poder político y el judicial que nos gobiernan. Democracia destruida. INFAMIA.

 

Pero aquí parece que todo eso a nadie le importa un bledo. Ellos, indignos, siguen a otra película. En su planeta. Enrrocados en su mundo viciado de datos y de cifras. Lejos, muy lejos de su pueblo. Cada vez a mas años luz del drama de la calle. Se ponen cachondos y tienen la desfachatez de sacar pecho con el deficit, la prima de riesgo y la balanza exterior. En el papel las curvas estadísticas les salen bonitas y eso les basta. Pero ¿en qué soluciona eso todos nuestros problemas, sres? ¿Cuántas familias menos se van a quedar en la calle gracias a que baja su prima de riesgo? ¿Cuantos parados van a encontrar empleo?

 

Otra manifestación más, sí. Más de lo mismo. Después de 5 años críticos , todo esto es un bucle sinfin y no aporta novedad. Pero este 23-F iba a ser distinto…La madre de todas las madres… Y en cierta forma sí que lo fue. Cincuenta ciudades españolas movilizadas y exigiendo un CAMBIO. Madrid entero tomado por la mayor cantidad de gente que yo haya visto nunca en una protesta de este tipo. Con cámaras de todo el mundo grabando en directo. Profesores, personal de Iberia y de agencias de viajes, bomberos, mineros, médicos, enfermeras, personal despedido de teleMadrid, policías municipales, parados, familias, indignados…Mareas y mareas unidas. Todas a una. Formando una gran marejada. No sé si la mayoría del país pero estoy convencido de ello… Porque todos y todas estamos, de una forma u otra, jodidos…

 

Gritando que queremos sanidad y educación públicas, que queremos trabajar, que queremos que se rescate a las personas y no a los bancos; castigo y humillación a los corruptos; ni un recorte más al débil; ni un desahucio más; ni un suicidio más. Una nueva transición y una nueva Constitución que sirva y proteja al pueblo y no a los buitres carroñeros. Y que devuelva la soberanía a los ciudadanos y no a los mercados y al capitalismo. Que nos permita participar y decidir a las personas el futuro de nuestros pueblos y países. Libertad. Verdad. Transparencia… Democracia y punto.

 

Y Madrid (como el el país entero) se llenó de gente reclamando y exigiendo todo eso, sí. Y de un sol radiante de primavera temprana. De Mayos anticipados. De gargantas hartas. Y cansadas… Cansadas , sí…

Porque… ¿se nos está escuchando, compañeros y compañeras?. ¿Nos están

Necesitamos partidos NUEVOS. No viciados

oyendo?. ¿Alquien está tomándonos en cuenta?. ¿Los gobernantes están escuchando a su pueblo?. ¿O les seguimos dando igual?, ¿o lo del sábado fue para ellos una excursión de perroflautas y subersivos más que no les causa mayor molestia que unas cuantas calles cortadas?. ¿O si están tan sordos y se la trae tan al pairo el drama de las familias que si no hay disturbios y mala prensa, nuestras movilizaciones se la soplan?

 

Porque sí, compañeros…El 23-F fue de nuevo primavera y todo un éxito de participación y de activismo social. Y de satisfacción por visualizar muchas más conciencias despiertas. Y muchos más ciudadanos sumados a la lucha en las calles. Todo eso es positivo , sí… Y necesario, sí… Y loable, sí…  Pero el día siguiente, al 23-F, todo fue igual.  Y nuestros gritos, y las canciones, y el grupito de música tocando en el escenario de Neptuno, como si fuera un día de fiesta , más que de indignación, no sirvieron tampoco para hacernos oír. Y aparte de unas cuantas portadas de prensa y de algunos minutos de televisión ; no nos tomaron en cuenta… La voz masiva del pueblo fue una vez más despreciada y omitida. Nada cambió. Una vez más…Otra vez más…

 

Y yo os pregunto, compañeros;  esperando vuestras respuestas como un

La democracia ha sido arrebatada…

salvavidas al que poder asirme para no ahogarme en este abismo de duda y para no golpearme una y otra vez contra esta pared sorda, ciega e inexpugnable que interponen nuestros gobernantes entre nosotros y la justicia:   ¿Alguien, está igual de confuso que yo? ¿Alguien está viviendo un conflicto interno sobre cual es el siguiente paso a dar? ¿Sobre cual es la metodología a seguir si continñúan sin escucharnos? ¿Alguien más empieza a reflexionar sobre lo que es violencia y lo que es legítima defensa? ¿Sobre si estamos legitimados o no para defendernos? ¿Sobre si hemos de seguir firmes en la vía  cívica o actuár con su violencia? ¿Alguien más está en una mezcla de frustración y de indignación que le haga recordar cómo fueron y cómo se fraguaron otras revoluciones históricas contra viejas dictaduras? ¿Alguien más vive una lucha interior entre sus firmes convicciones de respeto a los derechos humanos y una voz (cada vez más poderosa) que le pide contundencia? ¿Entre la voz de la razón y la voz del estómago que grita de indignación ante los acontecimientos?

 

Porque para mí, el 23-F fue un punto de inflexión… En mi mar de dudas… Y aquí sigo…Viendo en la televisión y leyendo en prensa cómo nos engañan, nos estafan, nos roban y cómo se ríen de nosotros. Hoy unos y mañana otros. Y cómo mis conciudadanos se quitan la vida desesperados y desamparados… Y aquí sigo…Solo ante el abismo…Con mis dudas. Con mi rabia…Conmigo…Y con ellas…

 

Espero un salvavidas. Una visión redentora. Estoy seguro de que las habrá…Y hoy;  últimamente, las necesito…

 

Abrazo y buenos vientos.

 

Contador Visitas

Galeria personal

Get the Flash Player to see the slideshow.

Categorias