ocupa la plaza. toma la plaza

CRÓNICA DEL DOMINGO EN PLAZA DEL SOL – En directo desde el mismísimo centro de la primavera

#Podrán arrancar todas las flores…Y nunca matarán la primavera…
Porque si algo fue aquel 15 de Mayo de 2011 fue primavera. Como hoy. Dos años después. En una macromanifestación que ha discurrido desde todos los puntos de Madrid hasta encontrarse en Plaza del Sol. Donde todo comenzó. En el mismísimo centro de la primavera.

Hoy ya no hay tiendas de campaña pero sigue habiendo miles de personas que continuan luchando y exigiendo justicia.  #piensoluegoestorbo, #megustasdemocraciaporqueestáscomoausente,  #apagalateleyenciendetucerebro , #sinpannohaypaz ,  #menospolicíaymáseducación…  Cada cual con sus proclamas. Pero todos unidos y

Plaza del Sol

solidarios unos con otros. Caminando juntos. En una misma lucha. Codo con codo. Algo que ya hemos ganado en este tiempo. La unión. Primer paso para la alcanzar la victoria. Porque si algo ha demostrado este movimiento indignado del 15M es que no fue flor de un día. Una rabieta de unos pocos. Hoy ha vuelto a quedar patente. Cada día que pasa son uno más. Somos uno más. Exigiendo, ¡qué sintentido!, unas migajas de democracia. Algo tan utópico y aberrante como eso. Democracia. Una de verdad. De personas que gobiernen para las personas. Y que las tengan como centro y referencia. Que las cuiden y se preocupen por ellas. Todo muy de sentido de común y muy lógico. Pero todo muy alejado de la realidad. De este modelo español (y mundial) que ha perdido el norte. Que se ha vuelto completamente loco y que , cegado e infame de poder y de avaricia, ha perdido el juicio. Pero no es que no se pueda, no. Es que directamente nos les interesa. Porque en una democracia de verdad los ciudadanos ganarían poder en detrimento del suyo. Y ya no podrían gestionar el cortijo a sus anchas.  Exigimos democracia y no vamos a admitir medias tintas. Hoy no. Ya no.

Pero el tiempo de indignarse ya pasó. Y ya queda lejos aquel despertar inicial desbocado y algo desnortado, como el toro que sale de toriles sin saber muy bien hacia dónde correr. Aquellas flores e ideales de la primavera de ayer han germinado hoy en muchos y sólidos frutos en forma de soluciones. De

Democracia participativa?

propuestas concretas; de nuevos modelos; de futuro… Somos la generación mejor formada de toda la historia. Nosotros no vivimos envenenados por ese transtorno bipolar de izquierdas y derechas en el que llevamos siglos de dialéctica. Nosotros no conocimos la Guerra Civil ni la Dictadura. Tenemos y queremos memoria sí; pero no queremos vivir en el pasado. Necesitamos el futuro. No podemos avanzar con una mochila cargada de lastres. Viciados. Nosotros pensamos en el futuro. Queremos un mundo mejor, con justicia social y bienestar. Con igualdad y libertad. Y supimos escuchar aquellas voces de nuestros mayores;  gente como Jose Luis Sampedro o Stephan Hessel, que nos instaban a dejar de indignarnos y empezar a aportar soluciones. A mojarnos. A actuar.  Y hemos pasado de soñar con ese mundo mejor a diseñarlo y a proponer las vías concretas para lograrlo. Y muchas están ya encima de la mesa.

Por eso su tiempo se ha acabado ya. Porque les hemos dejado hacer muchos años, pero hoy ya no. Ya no. Ni un minuto más. Y ya estamos trabajando para ello. Con convicción. Lo vamos a conseguir. Aunque nos vaya la piel en el intento. Toda la gente que está sufriendo se lo merece. La sociedad entera se lo merece. El sentido común se lo merece.

Esta tarde de domingo aquí en Sol solitario cámara en mano entre las

Dinero por encima de personas

pancartas y el gentío, me he vuelto a emocionar una vez más . Y a sentir toda mi piel de gallina. Observando a mi alrededor con las lágrimas en los ojos. De pura alegría.

Solo quien haya estado aquí sintiendo toda esta energía lo sabe. Sabe de lo que hablo. La de la gente con la gente. La de personas ayudándose unas a otras. La sentirse dentro de un sueño y un objetivo común a todos y todas. Que nos trasciende a todos. Una creencia compartida. La de que el cambio es posible. Y la de que un mundo mejor es posible. Y esa energía y esa fuerza no la vemos. Pero la sentimos. Increiblemente potente. Por todas partes. Envolviéndonos. Algo invisible. Algo que no podemos tocar pero que está aquí. Flotando en el aire. Acompañándonos en esta tarde soleada. Entrelazándonos. En las miradas limpias de cada unos de nosotros y nosotras. Brillantes de ilusión y de convicciones. De ideales. De esperanza.  Fruto de este movimiento libre, espontáneo, impregnado de verdad y de colores, de colectividad frente a individualismo; de gargantas llenas de sueños y de poesía.  Frente a ellos.

La primavera ha vuelto a Sol y a todos los rincones de España una vez más. Dos años después. Viva y radiante. Irredenta e insurrecta. Fulgente. Irrenunciable. Aquí. Frente ellos. Frente a los que no quieren. ¡Puesta en pie!

Me vuelvo a mi hotel caminando plácidamente hacia Callao y después por Gran

Ya no hay marcha atrás…

Vía…Contento. Soñando por las aceras. Disfrutando de esta preciosa noche que se ha quedado en Madrid…  Pensando en que hoy de nuevo hemos hecho lo que teniamos que hacer. Lo que tocaba. Lo que debemos. Con una sensación extraña. Con el presentimiento de que algo importante se acerca…Cada vez más deprisa… Cada vez más real… Y casi pudiendo sentir su calor…Y su fuerza… Quedan dos años para las próximas elecciones…Pero allí…En el futuro…Veo una luz…Y voy a caminar hacia ella con todas mis fuerzas y con toda mi convicción… Pase lo que pase. Sin miedo. Porque sé que en ella………………………..está……………..LA ESPERANZA….  ¡Ni un paso atrás!

 

César Fdez Rollán. En directo desde la Puerta del Sol (Madrid).  Domingo, 12 de Mayo de 2013, 22:15h.  Redactando desde el mismísimo centro de la primavera.

 

.

Categorias