JUAN CARLOS MONEDERO

DESEOS Y OJALÁS…PARA 2015

(Viene del CAP. 7) Fin de las reflexiones. Nada más que decir. Apenas 11 meses han pasado desde que se empezó a mover PODEMOS en Euskadi. Y pase lo que pase en este nuevo e HISTÓRICO escenario político vasco y estatal que se abre ante nosotros, ya todos y todas hemos ganado algo. Mucho diría yo.

Más allá de cómo se llamen los nuevos movimientos que han logrado que el sistema (statu quo-estado de las cosas) se ponga en duda. Podemos, Partidos X, Ganemos…

Toca recuperar lo arrebatado.

Para mí es lo de menos. Todos representan a la sociedad civil recuperando la política y lo político de manos ajenas y de modelos pervertidos ; gente despertando y retomando el poder (que es eso que ahora se denomina ‘empoderarse’) ; poniendo en jaque un ‘modo de hacer’ corrompido, obsoleto y perfectamente diseñado mediante ingeniería de alta precisión para servir de forma obscena a los poderes económicos mundiales y perpetuar ese ‘estado de las cosas’. Porque es justo el que beneficia a unas pocas élites (y a costa de hacer a las mayorías sociales las perjudicadas). A ustedes y a mí. Y a nuestros hijos y nietos.

Y eso han traído todos estos años. Nuevas siglas que ponen todo en duda. En cuestión. Pensamiento crítico y capaz volviendo a tomar las calles. Primero nos indignamos, después protestamos, y ahora toca recuperar para la ciudadanía los lugares donde se toman las decisiones. Primaveras árabes, Spanish Revolutions, paraguas en Hong Kong… Como un virus.

Qué más da dónde y quién enarbole la bandera. Cuando todo responde a lo mismo. A la misma necesidad. Al mismo anhelo y a la misma ansia. Al hartazgo global. A la revolución de nuestro tiempo. A una conciencia colectiva a nivel mundial y a un ‘sentimiento’ que se esparce por todo el planeta de que todo esto no va bien. De que lo justo ha pasado a un segundo plano. De que lo humano está siendo destruido por lo material; por la codicia y por la usura de quienes gobiernan en la sombra. De que estas libertades del S.XXI no son sino migajas de un paripé perfectamente maquillado para que parezca tal y para mantener a las masas narcotizadas en estados de bienestar que, disfrazados de democracias, sirvan a intereses ocultos (cada vez menos ocultos) y a monstruosos poderes fácticos mundiales que operan condicionando cada decisión parlamentaria y cada ley.

La lucha nunca es en balde

Hay que luchar por lo evidente

Difícil escapar de ellos. Pero se puede. ¡Sí, se puede! ¡No todo está perdido! ¡2015 la revolución se hace en las urnas! ¡Nadie en casa! ¡Ni un paso atrás! ¡FELIZ AÑO!

El día CERO. Y de cómo la UTOPÍA se convirtió en POSIBILIDAD REAL. (Capítulo 6)

(viene de Cap. 5…) El día siguiente a aquellas elecciones europeas del 25M lo recuerdo como una auténtica locura. Mi día de oficina, recién contratado, y decenas de medios quemándome el móvil. De curiosidad. De saber. De quiénes. De cómo ha podido ser. De ‘de dónde habéis salido’…

Mis compañeras de trabajo me echaron un capote. Y no sé si porque estaban, como ciudadanas, igual de pletóricas con el resultado o por mi vehemencia al

Injusticia es no poder llenar la nevera

narrárselo todo, pero fuere por lo que fuere, hicieron vista gorda y me dieron ‘cancha’. (Gracias, Eli y Amagoia) Ese día y los siguientes. Para atender a televisiones, radios, prensa… A todos los que hasta ese momento nos habían obviado y ninguneado. Querían declaraciones. Querían nombres. Intenciones. Objetivos.

Mi labor consistió aquellos días en ir anotando sus datos y peticiones como buenamente se podía y derivarlas a mis compañeros candidatos y portavoces que se multiplicaron como superhéroes y heroínas para poder llegar a todo. Porque ojo. En este sueño y esta pelea no había ni dedicación exclusiva, ni expertos en ‘revoluciones’, ni sueldos… Todo se estaba construyendo, como la Historia, sobre la marcha. Y con la mejor de las sonrisas y voluntades. Cada cual robando, como todos aquí, horas a sus empleos y estudios. A sus familias, parejas y amigos. Para seguir empujando. Para seguir clamando. Para seguir denunciando. Para que se siguiera escuchando por fin nuestro mensaje. Porque si algo supusieron las elecciones europeas del 25M entre otras cosas fue la posibilidad de poder llegar a la gente. De multiplicar nuestros altavoces. De tener hueco. El que no se nos había querido dar hasta entonces. Por fin era nuestro. Por fin de la gente. Y a disposición de la gente.

Poco después el poder económico, invadido ya por el miedo y reaccionando como esperábamos, puso en marcha su armamento pesado y su maquinaria mediática. A todo gas. “Ilusos, idealistas, frikis, perroflautas…” E incluso terroristas nos han llamado. Una y otra vez. Todo sobre el guión previsto. Todo de manual. Sus miserias y malas praxis, son nuestras fortalezas. Craso error. Cayeron en su propia trampa. La publicidad aunque mala sigue siendo publicidad. De primero de carrera.

Nos desacreditaron y pusieron en duda. Y lo siguen haciendo. Muchas veces con mala fe. Está en juego el poder. Y los ‘cortijos’. Pero ya todo había

Casta es todo aquel que ostenta privilegios por encima de los del pueblo que gobierna.

cambiado. Las democracias déspotas de hacer y deshacer ‘sin el pueblo’ , estaban extinguiéndose. Solo que ellos aún no lo sabían. (…Sigue en Capítulo 7)

Contador Visitas

Galeria personal

Get the Flash Player to see the slideshow.

Categorias