césar fernández

DIARIO DE CONFINAMIENTO. PANDEMIA CORONAVIRUS

DÍA 1. “TRAS DECRETAR EL PRESIDENTE EL ESTADO DE ALARMA”.

Epílogo: Lo primero primero de todo darle las GRACIAS en mayúsculas a las trabajadoras de la panadería, el chico del kiosko y las del QUOP. EL APLAUSO de esta noche debería ser no sólo para quienes curramos en hospitales sino para TODAS las personas que en medio del caos siguen acudiendo a DARNOS SERVICIO y currar. Vendernos el pan, poniendo una tuerca en la fábrica, sirviendo gasoil o limpiando la habitación del enfermo. ¡¡BRAVO!! SOIS UN ORGULLO!! Y MIL GRACIAS!! Mi aplauso de esta noche  a las 21h irá para todas y todos vosotros!!

 

Acabo de venir de comprar el pan y el periódico. E impacta. El silencio atronador. En las calles y entre las personas. Supongo que es normal. Aún estamos muy en “shock” y en el principio de un contexto que siquiera sabemos a ciencia cierta cuánto durará. (aunque estoy seguro de que lo venceremos pronto) Todas asimilando algo jamás vivido antes tras la prohibición oficial de salir a la calle ni socializar a toda la población salvo para cuestiones mínimas. China, Italia, España y los países del mundo que vendrán. Pandemia no entiende de fronteras. El mundo a nivel global y cada uno de nosotros a nivel personal nos enfrentamos a una situación de excepción. Vivo solo. Y no tengo perro ni gato. Soy muy ansioso e hiperactivo y suelo necesitar la calle y HACER. HACER. HACER. Así que estos días voy a necesitar escribir más que nunca. Y a la música. Más que diversión siempre he sentido ambas como una necesidad. No sé cómo explicarlo. Es como si me conectaran con canales en los que fluyo. En los que conecto con el otro yo de mi géminis. El de la quietud. El del SER. No el del HACER. Sino el del SER. Aquí frente a la página en blanco me siento tan libre y tan abstraído como en la cumbre de una montaña… Así que ahí va:

 

Seguramente los días venideros todo se normalice bastante más, pero hoy día 1 quiero contaros y contarme lo que he sentido al bajar a la calle. Porque ha sido extraño. Compartir es vivir. A mí me ayuda leeros. Y sentiros. A vosotros. Así que devuelvo el guante. Un silencio acongojante lo impregna todo. Y eso en el país del grito pelao, impacta más todavía. Carreteras y calles antes repletas, casi desiertas. Como en esas películas de ciencia ficción sobre el juicio final que nos han metido por los ojos decenas de veces. Las tiendas de alimentación con colas largas por el metro y medio de distancia social. Quizás todo esté un poco más en silencio por ello. Y quizás las caras estuvieran un poco más serias a pesar de ser un domingo soleado de casi primavera por eso. El miedo, la tensión y ese metro y medio. Nos iremos acostumbrando. Seguro. En dos días estamos como los italianos. Bailando la Carrá. Pero hoy a primera hora no. Y ha sido extraño. Y la prisa. La cero prisa. Sin niños y niñas con sus familias yendo a jugar los partidos, gente haciendo deporte… Toda la gente en las pequeñas colas y acudiendo a las tiendas caminando y procediendo sin prisa. Como queriendo asimilar lo que está pasando. Digerir.

¿Y sabéis con qué me quedo, además de todo lo dicho? Con los pequeños gestos. Ceder diez personas con amabilidad y empatía el paso a la anciana que ha llegado la última para que no esperara tanto tiempo de pie y expuesta.

vincero!!

Con eso me quedo. Porque sí, lo sé. Que el ser humano posee esa dualidad dramática por la que es capaz de cometer los más horribles actos y tropelías y ser un canalla infame. Pero también somos esos que vamos a salvar vidas de forma voluntaria al Mediterráneo o a quitar chapapote a las costas galegas. Así que hoy me quiero olvidar de lo borregos que somos cuando compramos papel del culo por toneladas o cuando escapamos corriendo a Denia o a Marbella. No somos perfectos. Tenemos aún cerebro reptiliano. Y a veces ni eso. Pero prefiero quedarme con la parte positiva y solidaria. Con la del “pase usted delante, no importa”, y con la del “mil gracias compañeras dependientas (casi todas mujeres por cierto las que me han atendido hoy), por estar ahí, dando el callo y al pie del cañón. Y que tengáis buen día”

 

Vincero, decía Nessun Dorma. Y en esa lucha de luz y oscuridad. Siempre prefiero mirar hacia la luz… Abrazo y seguimos en contacto estos días.

 

SUICIDIO Y ESTIGMA. ¿Lo fue el de Blanca Fdez. Ochoa? ¿Hablamos de ello?

Hace poco vi la película “Ha nacido una estrella” de Lady Gaga y Bradley Cooper. Y la verdad es que me dejó pelín tocado. No me la esperaba así. Y yo no sé si finalmente BLANCA FERNÁNDEZ OCHOA habrá fallecido fruto de una decisión personal o no. Pero quiero hablar hoy de ese tema. Otro tema TABÚ. Pero no por ello inexistente. El SUICIDIO. Porque a veces nos creemos, ilusos y necios de nosotros, que por no hablar de tal o cuál cuestión y ser negacionistas, tal realidad deja de existir. Como si el NO hacerlo, acabara con el problema.

B.S.O Film «Ha nacido…»

 

¿Y si fuéramos valientes? ¿Y si habláramos claro y de frente sobre el SUICIDIO? ¿Sobre una de las causas de muerte más importantes en España? ¿Por qué no hablar, en el caso de que BLANCA FERNÁNDEZ OCHOA se hubiera suicidado, sin miedo y sin vergüenza sobre ello? Quizás casos tan mediáticos y de personas-referente pudieran ayudar a muchas y muchos otros a resistir. Y a nosotros a poner el foco en lo que está pasando.  En el peligro del SILENCIO y en las carencias del sistema público de atención a pacientes con patologías mentales.

Tan sólo con que ayudara a una sola persona, este artículo y este post ya habrán merecido todo la pena.

¿La Sanidad Pública tiene medios y métodos suficientes y adecuados para estas “nuevas gripes”? Enfermedades cada vez más comunes y extendidas en este siglo XXI de mucha tecnología y relaciones a distancia pero poca calidez y humanidad. Enfermedades que afectan al alma y la mente. Dolencias “invisibles”. Porque no se ven como una fractura, ni duelen físicamente. Pero que pueden hacerte sufrir tanto y tan profundo como para llevarte a querer dejar de vivir. Y no hablamos sólo de gente “sin recursos”. Hablamos de que esas enfermedades son transversales. Y no entienden de clases sociales, ni de estatus… Y eso lo sabe bien gente como el futbolista Iniesta, que tuvo suerte y ayuda y lo superó. Pero gente como el DJ Avicci, Amy WineHouse, el actor Robin Williams, Kurt Kobain y ahora posiblemente BLANCA FERNÁNDEZ OCHOA…no pudieron o no supieron… Como tanta gente anónima que se quitó la vida. Seguro que todos y todas hemos conocido, tristemente, algún caso cercano…De personas que llegaron a ese momento límite en el que decides que ya no quieres más. Que ya no puedes más…(descansen todas y todos en paz y ojalá hayan encontrado eso precisamente…descansar…)

Robin

Amy…

 

Avicii. Descansen en paz…

“Según el INE, el suicidio lleva siendo primera causa de muerte no natural en España desde 2005. En el año 2017 –últimos datos disponibles–  3.679 personas vieron como única solución, quitarse la vida”

 

 

 

 

 

El modelo de sociedad actual nos entrena desde pequeños para alcanzar el éxito y lograr ambiciones materialistas, pero nadie nos prepara para afrontar la frustración, el fracaso o la desmotivación. Para vencer el VACÍO. Porque de eso hay quienes sabemos un poco. Del vacío. Una emoción difícil de explicar. Rara. Caprichosa. Y que a veces uno no sabe ni por qué llega ni cómo expulsar. Pero que miles y miles de personas hemos sentido y sufrido alguna vez. Porque se sufre. Es invasiva. Enigmática. Y dura de roer.  Y se puede agudizar hasta querer quitarte la vida. Yo escribí sobre ese vacío cuando apenas era un niño. Hoy sé que eso me ayudó. Hablar de ello es necesario. Y urgente. Hay que lograr que esas personas no se sientan solas, ni acomplejadas, ni tengan miedo al juicio de la gente. Hay que lograr que el silencio no las rompa por dentro. Hay que matar el silencio. (Walt Withman dixit)

Y en paralelo presionar a los gobiernos para que la SANIDAD ponga más medios. Más médicos especialistas. Más psicólogos y psicólogas. Que todas esas personas no tengan que pagar 70 € por consulta. Eso si es que pueden. En terapias que son largas y costosas en el tiempo. Que suelen durar años. Las enfermedades mentales no son constipados. Cualquier profesional o persona que haya padecido alguna lo sabe.

¿Pero qué les llevó a Avicci, Kurt, Jim, Robin, etc. a querer renunciar a lo más valioso que tenemos? ¿O a Iniesta a querer dejarlo todo? Hay una película, bellísima y durísima a la vez que habla de ello… De la que antes os hablaba. “Ha nacido una estrella”. Con Lady Gaga y Bradley Cooper.

¿Y sabéis? Yo tengo mis propias teorías. Pero a casi todas las une una misma cosa. EL SILENCIO. Que no es otra cosa que una especie de GRITO DE SOCORRO NUNCA VOCALIZADO. Nunca hecho sonido. Sólo emitido en su interior. Dentro de su mente. Nunca exteriorizado. Y convertido en un silencio desgarrador. Y que acarrea la más inmensa y oscura soledad ante el problema que se tenga. Fuere el que fuere. Da igual un VACÍO existencial que no se logra llenar, que un desamor, que una deuda económica, que un fracaso, que una enfermedad sobrevenida… EL SILENCIO. Eso fue lo que nos les robó al final. A tantas personas, genios o no. En ese momento extremo.

Descanse en paz, Blanca…

 

No fue que fueran más débiles, o más sensibles… Todas y todos, lo somos al fin y al cabo. Fuertes y sensibles a la vez… No fue eso. NO. Fue el no saber o el no poder. Reventar. Pero hacia fuera. Libres de esa asfixiante y cruel soledad del monólogo interior. De la implosión. Del castigo de sentirse una voz que grita pero que nadie escucha… De la soledad de nadie más que el eco al otro lado… (TELÉFONO DE LA ESPERANZA – 717 003 717)

 

Ellas y ellos decidieron que así fuera. Y eso nos les arrebató de esta vida. ¿Y qué pena verdad? Esa sensación de no haber podido estar justo ahí en ese mismo instante. Un amigo, una madre, una pareja, un vecino, una hermana, un compañero de curro, una psicóloga… ALGUIEN. Alguien al otro lado de un café, o de un teléfono, o de una almohada…Una mirada. Unos oídos. Un «tranquilo, no va a pasar nada. Todo tiene solución…» . Y romper ese muro. Y después seguir haciéndolo. Claro. Arreglar un problema requiere enfrentarlo, trabajarlo y esforzarse mucho.  Rascar en la superficie para llegar al origen. Para curarlo. O aceptarlo. Trabajar. Trabajarse. Duro. Pero si se cruza la línea roja, ya nada de eso tiene enmienda… JAMÁS OS CALLÉIS UNA PENA O UN VACÍO. Hay muchos al otro lado que se han sentido igual que vosotros y vosotras. Igual. O peor. (TELÉFONO DE LA ESPERANZA – 717 003 717)

De mi primer libro…Escrito con esa edad. Sentido mucho antes…

Quiero dedicar y dirigirme hoy con este escrito con todo el amor del mundo y con mucha paz a quien sufre y no la encuentra. Y a quienes hayan encontrado su descanso en la muerte porque no supieron o no pudieron vencer a la existencia… Ojalá estén por fin en paz…  Todos los países europeos empiezan a preocuparse de medidas preventivas. Pero jamás hablamos de ello. Y es una realidad que existe. Empecemos por aquí. Por hablar de ello . Y ayudarnos. A vencer.

Abrazo grande y carpe diem, oh, capitanas y capitanes!!! Cuídense infinito  #TodasBajoElMismoSol

(TELÉFONO DE LA ESPERANZA – 717 003 717)

Crónica final. Contra Cumbre del G7.

Marcha pacífica por los derechos de las personas y del planeta. 15km aprox. Muertos. Calor extremo. Pero una vez más siento que ha merecido la pena. «Una sola conciencia que despierta, ya jamás tiene vuelta atrás». Así es, personas compañeras. There,s no Planet B. No se negocian lo derechos humanos ni lo justo. No queremos ni aceptamos su modelo neoliberal tirano y cruel. Inhumano. Existen modelos alternativos. Y funcionan. Sólo que eso supondría su pérdida de CONTROL de las poblaciones. Y por tanto la pérdida de su  riqueza y de su poder. Por eso nos hacen creer que NO se puede. QUE NO hay alternativas. Que es IMPOSIBLE cambiar las cosas. Y poner límites y controles al ansia y la usura del capital. Y NO lo es. No lo es. Necesitamos un país libre de estrategias cuyas fuerzas humanistas se pongan de acuerdo por el bien del planeta y de los derechos de lo más débiles y vulnerables. Necesitamos protección.  #TodasBajoElMismoSol

Ver vídeo.

¡¡QUE TE COMO A VERSOS!!

“Hasta los lunes y con legañas”

Ganas de comerte…

Hasta cuando apenas luces el sol

y llueve en tu pañuelo y en mi Bilbo.

Hasta cuando se acabe el calor placentero

y asedie inclemente el frío.

Quiero yo tu camino con el mío.

Sin aire entre los zapatos.

Bien juntitos.

De entre todas las opciones de esta vida:

tú me elijes.

Yo te elijo.

 

Cuando el espacio y el tiempo hicieron síncronos

tu vacío y mi vacío…

Y cruzaron tu camino…

Y mi camino…

Tu mejor versión,

con la menos mala del mío.

Tú eres mi «tú», eres mi «me», mi «conmigo».

¡Rabio de ti, te, contigo!

¡Rabio de ti!

¡Qué ganas locas de tejernos!

¡Que te co!

¡Que te co!

¡Que te como a versos…!

 

 

POEMA INÉDITO: «PLANTO!!» – Gala Premios Angulas 2019 de «La Ría del Ocio»

Poema inédito. Se llama PLANTO!!

Tuve muchas dudas. Era un acto festivo. Pero creo que ya va siendo hora de aprovechar todos los espacios y altavoces para GRITARLO. Y para que los de mi género empecemos a posicionarnos en espacios públicos ALTO Y CLARO. Contra quienes, desde nuestro género, ejercen la lacra MACHISTA.

Escrito con rabia y con dolor. Una noche de insomnio del malo. Desde Atenas. La cuna de la democracia y de esta Europa con tanto por hacer y con la sombra del nuevo fascismo acechando… Escrito pensando en todo el horror y crueldad que a veces es capaz de inflingir un ser humano sobre otro ser humano. Y aborreciendo a vuestro enemigo y al que siento también el mío. EL MACHISMO. Y la violación infame y constante de los derechos y libertades de la MUJER por el mero hecho de serlo.

Escrito con dolor. Recitado con ídem. Son nuestras hermanas, hijas, madres, vecinas, nuestras compañeras de trabajo… Somos nosotras y nosotros. #todasbajoelmismosol #aprenderydesaprender #NiUnPasoAtrás
Gala Premios Angula 2019. Revista «La Ría del Ocio» . Sala BBK. Bilbao. Mayo 2019.

«PLANTO!!»

Contra este machista que escribe,
aun nacido en vientre de mujer.
Contra ese calaña cobarde,
escoria que un día será vencida.
Planto!!

Al que hace del hogar tu infierno
y al que si rechistas, te la ganas.
Al de en mi casa lo que diga yo
¡y te callas!
Y la cena puesta en la mesa
cuando yo lo ordeno y mando, ¡sólo faltaba!
Planto!!

Al de perdona cariño, esta hostia era la última.
Al de si es que yo no te las doy,
eres tú que te las ganas.
y al de enséñame ahora mismo
el teléfono y tus whatsapps.
Al de “ese escote tú no lo llevas”.
Y tú no sales sin mí. Y dónde vas con esa falda.
Planto!!

Al que en cuanto cruzas la puerta
te vuelve desconocida.
Al que no te asesina pero te deja vivir,
porque ya te tiene muerta en vida.
Al que del cariño hace pavor y de los besos saliva.
Planto!

Al que lo único que tiene en su cerebro
es pequeñez, complejo y desalma.
Al que te aplasta queriendo hacerte pequeña
porque se sabe minúsculo y te ve giganta.
Planto!

No estás sola, recuerda:
NO – ESTÁS – SOLA.

Hombre nací, más reniego del macho.
Ser humano antes que nada.
Si te matan a ti, yo también sangro.
Hermana…

Categorias