angrois

IMPOSIBLE OLVIDAR ANGROIS Y AQUEL ALVIA MALDITO…

Se cumple hoy un año del accidente del tren Alvia en aquella curva para

Curva de Angrois

siempre maldita de Angrois.  Dencansen en paz todas las víctimas.  Toño, Laura, Puga, y toda mi gente querida de Santiago de Compostela, que vivisteis la tragedia cerca de vuestras casas, de vuestros amigos, da vosa terra…Un abrazo grandísimo para estos días duros en que toca recordar algo que ha marcado a fuego y dejado secuelas incurables en mucha de la gente que aquellos días se jugó la vida y la salud mental del resto de sus vidas y que dio pasos al frente en lugar de para atrás ante aquel golpe brutal a las conciencias de todos… Pasos al frente en lugar de para atrás. Retengan esta frase. Porque va mucho más allá de la literatura. Sucedió así. Nadie se quedó mirando. Ni se dejó someter por el miedo. Ni se lo pensó dos veces. Nadie.

 

Me eriza el vello de todo el cuerpo. Y me encoge el estómago y el alma. Como en un nudo. Pensarlo. Recordarlo. Gracias por aquel orujo de café contigo, amigo Toño. En el vetusto bar de esa pequeña aldea que es Angrois , junto a la curva maldita.  Gracias porque me sirvió para no olvidar nunca el ejemplo de que el ser humano, a veces, llega, y desarbola todas las teorías de Hobbes y de su ‘lobo’,  y toda esa desesperanza interior que llega y te arrasa dependiendo del día…  Porque mirando a los ojos de toda aquella gente sencilla que alternaba esa tarde en el bar y que para mí ya son y serán para siempre héroes y heroínas y ejemplo que contar algún día a mis hijos;  mirando aquella curva;  mirando aquel ejemplo de humanidad; mirando aquellas notas y objetos de homenaje y condolencia colocados en el lugar; mirando todo aquello… Os juro por Dios que me reconcilié por un momento con esto que soy y que somos todos. Con esta especie que somos y que unos días me parece una plaga nociva digna de su total extinción y otros en cambio me arroja un rayo de luz a esta oscuridad de la rabia y la incomprensión…

 

No hay estatuas, premios, monumentos o reconocimientos que puedan poner

Conmoción y solidaridad

en valor aquellos gestos…Y ojalá que en la vida todo vuelva como afirman quienes creen la existencia de eso llamado ‘karma’… Yo solo les deseo de corazón y con todo el alma toda la paz espiritual que puedan encontrar después de aquello (dudo que exista ya en las vidas de todos ellos y ellas ni una sola noche en que no cierren los ojos y vuelvan a encontrarse con el horror…) Les deseo lo mejor del mundo a quienes salvaron vidas venciendo aquella tragedia. Viendo todo aquel panorama dantesco y aquel drama…Trepando los muros y bajando a las vías a atender los heridos, sacando las mantas de sus casas para arroparles, y agua, y comida, y jugándose sus propias vidas cuando aún se oían pequeñas explosiones y había tramos ardiendo. O colapsando los hospitales para donar sangre. Sin pensar. Con todo el arresto, todas las agallas y todo el coraje. No sé qué hubiera hecho yo…Pero ellas y ellos…Nos dejaron a todo el país y al mundo entero orgullosos con mayúsculas de sabernos humanos ese día… Curioso que nos matemos en unos sitios y nos salvemos en otros…Pero la dualidad del ser humano nos dejó la mejor de sus versiones y semillas aquel día…Y eso no ocurre muchas veces…

 

POR ELLO GRACIAS, ANGROIS. EN LAS MAYÚSCULAS MÁS ENORMES QUE EXISTAN EN UN TECLADO Y EN UNA BOCA. GRACIAS AL PUEBLO GALLEGO. DE CORAZÓN. POR DEVOLVERME ESE DÍA LA ESPERANZA…DE QUE SÍ, SE PUEDE…CAMBIAR… DE QUE SÍ SE PUEDE, QUIZÁS…CAMBIAR. CAMBIAR EL RUMBO…

 

ABRAZOS Y BIKOS HOY MÁS GRANDES QUE NUNCA.

LA PRIMERA VEZ…NUNCA SE OLVIDA

Y las primeras veces siempre son especiales… Porque significan novedad;  culminación; final de algo o comienzo, dependiendo del caso… Porque abren nuevas sendas inexploradas… Llenas de nuevos retos e incertidumbres cuando menos ilusionantes;  de todos esos “quién sabe”,  de “ojalás”… De horizonte abierto…

Ayer fue un lunes especial dentro de este primer verano trabajando en el periódico…Uno de esos en que ocurre una de esas mágicas

Una gran redacción

“primeras veces” (que cuando los años van pasando, son cada vez menos) Nada del otro mundo… Simplemente pequeñas batallas ganadas (que nunca la Guerra) . Pequeños acontecimientos que no son nada o que son muchísimo…Depende cómo se mire y cómo se vivan… Pero que fuere como fuere suelen suponer (y este es el caso) solo la punta visible de un iceberg que esconde mucho esfuerzo y muchos años de sacrificio detrás.  Muchos años de tozudez y de curro, echándose un pulso constante a uno mismo para no abandonar y para seguir “creyendo”.

No sé.. Hay cosas que no se pueden explicar.  Cosas que no se ven…  Cosas que simplemente se sienten… Esas pequeñas cosas que no compras en ninguna tienda, ni pagas con ninguna VISA… Pero que no tienen precio… Unos los llaman retos; otros los llaman metas; otros los llamamos simplemente lo que son… EL MOTOR PARA SEGUIR AVANZANDO: LOS SUEÑOS… (Para todo lo demás…Martercard!)

Esta es mi pequeña pica en Flandes de un lunes cualquiera. En el que se materializó otra “primera vez”. En forma de artículo en el CORREO DIGITAL. Una nimiedad… Sólo una simple y sencilla punta de iceberg. Pero con cientos de sensaciones acumuladas durante muchos años detrás…Que nunca podría explicaros… Y que no se ven… (justo como ese tipo de cosas de las que habla el artículo)

 

http://www.elcorreo.com/vizcaya/20130812/local/cuando-focos-apagan-solidaridad-201308081741.html

CONDOLENCIAS CON VÍCTIMAS ALVIA Y MI ADMIRACIÓN A ANGROIS

No solo en Angrois y en Santiago. Estos días van a ser duros. Muy duros. En las redacciones de los periódicos y en los medios, donde vivimos expuestos a un flujo constante de nuevos datos e imágenes de la tragedia, la intensidad del dolor también será grande y profunda estos días.  Este accidente me toca como currante del medio escrito,  pero sobre todo en lo personal por varios motivos.

Primera y evidentemente como ser humano. Consternado y ‘tocado’ por la tragedia y por lo duro que es recordar de esta forma tan cruel

Luto en Galicia

(por si se nos olvidaba) lo frágil que es la vida (aun a sabiendas) y lo fácil que es perderla así…De cuajo.
Después como peregrino. Peregrino que ha tomado alguna vez un tren en esa misma estación de Santiago a la que se dirigía el siniestrado y que ha pasado también por esa misma curva, hoy maldita. La última vez con mi madre. Estremece pensarlo… Y por supuesto como gallego. Porque llevo la mitad de la sangre de mis venas de esa tierra a la que adoro y a la que hoy, una vez más, quiero mostrar toda mi admiración. Mi más absoluta condolencia pero también mi más profunda admiración.

Quiero felicitar a GALICIA en el día de su comunidad porque, aunque de hoy en adelante este será un día marcado para siempre por el luto, por el dolor y por el recuerdo del drama vivido en esos vagones y esas vías de tren, anoche volvieron a demostrar de qué pasta está hecho el pueblo gallego. Cuando bajaron de sus casas a socorrer a los heridos sin pensar en sus propias vidas ni en los riesgos que asumían; buscando desesperadamente piedras para romper los cristales de las ventanas y poder liberar a los atrapados; cogiendo las mantas de sus propias viviendas para cubrir los cuerpos y arropar a los heridos; transportando en sus propios vehículos a las víctimas a los hospitales; colapsando los servicios de donación de sangre… Dentro de una de las catástrofes más grandes de la historia ferroviaria española y aun con toda la pérdida irreparable de vidas humanas y el dolor inconsolable de los familiares, ha vuelto a emerger un ejemplo de solidaridad encomiable del pueblo gallego.

Desde la distancia y como ser humano, GRACIAS. GRACIAS POR EL CORAJE Y EL EJEMPLO. Y MUCHO ÁNIMO Y FUERZA PARA ESTOS DÍAS DUROS Y DE DUELO QUE VIENEN. UN ENORME Y CÁLIDO ABRAZO DE CORAZÓN A TODOS LOS FAMILIARES Y AFECTADOS Y MIS CONDOLENCIAS. DESDE BILBAO. EN LA DISTANCIA. PERO CON SANTIAGO Y CON GALICIA MUY PRESENTES EN LAS ENTRAÑAS.

Categorias