ahal dugu

Llega el 2015. Todo en juego. Que la gente decida. Poder ciudadano. (Capítulo 7)

(viene de Cap. 6) El año 2014 se nos va… Pero quedará para la posteridad. Porque ahora ya sabemos que significó el principio de algo cuya dimensión solo el devenir será capaz de poner en su justo lugar. Muchos cambios en poco tiempo. Un acelerón radical a la Historia. Como si un montón de años se hubieran condensado en uno solo…

Y como si de aquel sueño, de aquello que los pesimistas y los incrédulos llamaron utopías y del “no nos representan” de las plazas, se hubiera pasado al “sí,

se puede”. Pero no como mero ‘slogan’ facilón de manifestación callejera. Sino al de verdad. Al palpable en la calle. En el país. Al realizable. Al de los cambios. Al de las rupturas de lo que otrora pareciera inamovible. Al de la caída por fin de todos esos muros que parecían insalvables. Se acabaron las partidas con las cartas marcadas. De toda aquella impotencia y aquella frustración vivida por muchos y muchas durante largos años, hemos pasado a un escenario totalmente abierto. De posibilidades. La ciudadanía volviendo a preocuparse de ‘lo político’ y por ‘lo político’. Cada vez más despierta. Cada vez menos transigente. Cada vez más exigente.

Todos los debates, las portadas, las noticias, giran ahora en torno a los temas sociales, los temas de interés general, las luchas colectivas y la denuncia de la cloaca subyacente en muchos ámbitos de nuestra imperfectísima democracia. Todo esto que ayer era ayer era impensable, es hoy una realidad contundente. Y lo lidera unas siglas llamadas PODEMOS como bien podrían haber sido otras. Nunca dejaré de defender, como muchos otros y otras que vivimos NUEVOS TIEMPOS. Y en que más allá de siglas y de nombres propios importan las IDEAS. Los conceptos. Nuestro futuro pasa porque la mayor parte del peso de la política y de las decisiones recaigan sobre el pueblo independientemente de cómo se llame quien ocupe los escaños. PODER CIUDADANO. DEMOCRACIAS PARTICIPATIVAS. Es lo que habremos de exigir de hoy y para los restos a quien gestione los países. No queremos REPRESENTENTANTES. Queremos portavoces. De la voluntad popular. Que el pueblo vaya definiendo su futuro a base de involucrarse. Que la gente asuma responsabilidades. Que reflexione, que opine, que madure a costa de acertar y de equivocarse. Porque todo eso es EMPODERARSE.

¿IZQUIERDAS O DERECHAS? ROMPAMOS SU DIALÉCTICA PERVERSA.

Eso significará seguir rompiendo la famosa dialéctica de IZQUIERDAS Y DERECHAS que tantos réditos ha traído a los de siempre. Y tanto constriñen la

Poder ciudadano

pluralidad y riqueza de matices de las gentes de este país. Porque este país, como en PODEMOS, somos muchos y muy diferentes, sí, pero las mayorías sociales, tienen unos objetivos comunes que siguen siendo los mismos: renovar la Constitución, ponerla servicio a las personas de forma urgente, acabar con la corrupción, lograr un sistema basado en criterios de justicia social y en definitiva una democracia participativa más justa y que nunca más vuelva a servir a intereses de los poderes económicos en lugar de a las personas. Y todo eso solo encaja en una dialéctica que trasciende de izquierdas y derechas: la del sentido común. La que supone una intersección entre diferentes. El concepto más transversal y más simple de todos: el interés de las mayorías; el interés general.

Y PODEMOS no será la solución de todos los problemas, no se equivoquen. El mundo a nivel global está gobernado por una minoría selecta de grupos poderosos que manejan toda la economía mundial, los medios productivos y de comunicación pero es evidente que este sí parece el principio de un largo camino en el que la ciudadanía tendrá mucho que decir. Y PODEMOS es, ya de momento, una china dentro del zapato del ‘statu quo’ reinante. Y un aliento en la nuca del poder corrupto y de los sistemas que traicionen a sus pueblos y que gobiernen para la economía en lugar de para las personas. Porque ténganlo claro: ustedes, todos y todas, son PODEMOS. Independientemente de a quién le pongan ustedes la ‘X’ en la papeleta cuando depositen su voto en la urna. Da igual. PODEMOS es solo un grito de indignación y un ‘alzarse en pie’ contra una forma de entender el mundo. Contra una forma de hacer. Contra lo injusto. Contra lo irracional. Contra lo ‘inhumano’. Contra el drama sangrante e infame de observar un sistema global que perpetúa la opulencia de unos pocos, frente a la miseria y el sufrimiento de todos los otros. Da igual el continente. Hablamos de las mayorías mundiales.

PODEMOS ERRARÁ. COMO TODOS Y TODAS USTEDES.

PODEMOS no viene a salvarles, no se equivoquen. Porque PODEMOS es sólo la proyección de todos ustedes. Posee las mismas mil virtudes y mil defectos

Bendita rebeldía popular allá donde la haya

que ustedes. Cometerá los mismos mil errores y los mismos mil aciertos. Pero, tampoco lo olviden: PODEMOS enarbola también la misma bandera y el mismo objetivo claro y contundente latente en todas las gentes de bien y materializado en todas las calles y plazas de aquel 15M: UN MUNDO MEJOR.

Para finalizar este repaso a este último año, diré que nunca me he considerado un tipo especialmente sectario. Soy muy poco anti nada. Las siglas, las banderas y los colores nunca me han puesto especialmente cachondo ni me han enconado aquí o allá. Pero las ideas y los conceptos, sí. Y participo plenamente de los principios, de los anhelos y de las búsquedas de lo que yo entiendo que es esta herramienta articuladora de tantas luchas llamada PODEMOS. A partir de ahora la bola vuelve a estar en tejado popular. En manos de Ustedes. Y de todos y todas. Y de mí, como parte de ese ustedes. Hablemos pues, el pueblo soberano. Ahora más despierto, más sabedor, más implicado y más empoderado. (o eso quiero pensar) Las urnas esperan. Y el 2015, será lo que la participación ciudadana quiera que sea. Alea jacta est.

El día CERO. Y de cómo la UTOPÍA se convirtió en POSIBILIDAD REAL. (Capítulo 6)

(viene de Cap. 5…) El día siguiente a aquellas elecciones europeas del 25M lo recuerdo como una auténtica locura. Mi día de oficina, recién contratado, y decenas de medios quemándome el móvil. De curiosidad. De saber. De quiénes. De cómo ha podido ser. De ‘de dónde habéis salido’…

Mis compañeras de trabajo me echaron un capote. Y no sé si porque estaban, como ciudadanas, igual de pletóricas con el resultado o por mi vehemencia al

Injusticia es no poder llenar la nevera

narrárselo todo, pero fuere por lo que fuere, hicieron vista gorda y me dieron ‘cancha’. (Gracias, Eli y Amagoia) Ese día y los siguientes. Para atender a televisiones, radios, prensa… A todos los que hasta ese momento nos habían obviado y ninguneado. Querían declaraciones. Querían nombres. Intenciones. Objetivos.

Mi labor consistió aquellos días en ir anotando sus datos y peticiones como buenamente se podía y derivarlas a mis compañeros candidatos y portavoces que se multiplicaron como superhéroes y heroínas para poder llegar a todo. Porque ojo. En este sueño y esta pelea no había ni dedicación exclusiva, ni expertos en ‘revoluciones’, ni sueldos… Todo se estaba construyendo, como la Historia, sobre la marcha. Y con la mejor de las sonrisas y voluntades. Cada cual robando, como todos aquí, horas a sus empleos y estudios. A sus familias, parejas y amigos. Para seguir empujando. Para seguir clamando. Para seguir denunciando. Para que se siguiera escuchando por fin nuestro mensaje. Porque si algo supusieron las elecciones europeas del 25M entre otras cosas fue la posibilidad de poder llegar a la gente. De multiplicar nuestros altavoces. De tener hueco. El que no se nos había querido dar hasta entonces. Por fin era nuestro. Por fin de la gente. Y a disposición de la gente.

Poco después el poder económico, invadido ya por el miedo y reaccionando como esperábamos, puso en marcha su armamento pesado y su maquinaria mediática. A todo gas. “Ilusos, idealistas, frikis, perroflautas…” E incluso terroristas nos han llamado. Una y otra vez. Todo sobre el guión previsto. Todo de manual. Sus miserias y malas praxis, son nuestras fortalezas. Craso error. Cayeron en su propia trampa. La publicidad aunque mala sigue siendo publicidad. De primero de carrera.

Nos desacreditaron y pusieron en duda. Y lo siguen haciendo. Muchas veces con mala fe. Está en juego el poder. Y los ‘cortijos’. Pero ya todo había

Casta es todo aquel que ostenta privilegios por encima de los del pueblo que gobierna.

cambiado. Las democracias déspotas de hacer y deshacer ‘sin el pueblo’ , estaban extinguiéndose. Solo que ellos aún no lo sabían. (…Sigue en Capítulo 7)

DIARIO DE MI VIVENCIA EN LA REVOLUCIÓN. Capítulo 1. “De aquel Londres del 11M al PODEMOS de hoy”

“En la máquina del tiempo. Del aeropuerto de Londres el 11M al Podemos en la boda del otro día”

Por eso comparto esta historia. Porque ya llevaba meses pensando que era muy importante que la opinión pública supiera de todo lo que está pasando en

Poder civil

las entrañas de la revolución más allá de lo que ven en sus televisores o leen en los titulares de los medios de masas. Y de por qué. Y lo hago ahora espoleado además por la crítica de cierta amiga de infancia que me abroncaba en una boda reciente: “Hablas hasta diferente desde que estás en todo esto”, me decía. Y una de dos: o no me escuchaba antes o no me escucha ahora. ¡Parece mentira que fuera en un mano a mano con ella cuando, un par de días después de los atentados del 11M del metro de Madrid en el 2004 y mientras esperábamos en un aeropuerto de Londres el avión para volver Bilbao, yo le jurara, indignado ante la maniobra bastarda de las mentiras del PP, que si los populares volvían a ganar las elecciones (se votaba ese mismo domingo), me metía donde fuera y como fuera en política! Por vergüenza ajena. Por asco. Por desesperación. Para echarlos a todos. A todos esos políticos rastreros que me daban vergüenza. En mayúsculas.
En aquel Marzo del año 2004 yo tenía 25 años. Y tenía esa grima hacia ‘lo político’ que impregnaba a toda mi generación. Pero así se lo espeté a mi

Indignarse ya no basta

amiga. Muy enfadado. Aun consciente del barro. Fruto de la indignación o de la debilidad mental por el agotamiento de un fin de semana de ‘londineo express’ en cuadrilla, vayan uds. a saber. Pero así se lo juré. Y me lo juré a mí mismo. Y así de aliviado respiré cuando la sociedad española, que tantas y tantas veces me había decepcionado, optó por el mal menor y no tuve que cumplir mi temeraria auto promesa. ¿Lo recuerdas, compañera? En aquella terminal. Tú y yo despiertos. El resto dormidos como podían en los asientos. No sé si era Stanstead o Heatrow. Qué más da…
Por eso me ha espoleado escucharla. Ahora. Diez años después de aquello. Porque mi amiga, a pesar de lo años, aún mantiene un discurso similar al de aquellos tiempos. A la era prehistórica. Pre crisis. Pre apertura masiva de ojos. Porque sigue espetando que “la política es una mierda” y que pasa de ella. (análisis demasiado simplista para los tiempos que corren y para una tía ya treintañera y con formación y experiencia como ella) Y casi llegó a decirme (o eso le creí entender) que yo por tanto me acabaría convirtiendo en poco más de lo mismo. ¡Y eso que menos mal que un servidor de político a la fecha, rien de rien! El menda solo echa un capote, como buenamente sabe y puede, en prensa y atención a medios de Podemos Bizkaia sin oficio ni beneficio y con más voluntarismo, convicción y buena fe que oficialidad. Porque cree que ha llegado el momento. Y porque ya vamos tarde. Muchos años tarde.
Pero uno no es de piedra. Y reflexiona sobre lo que escucha y le dicen. Sobre todo cuando hay afectos de por medio. Y lo que creo es que, con todos mis

Movilízate. ¡Sí, se puede!

respetos, sigue en un esquema mental gravemente erróneo. O que después de todo esto que ha pasado no ha entendido nada. No se ha pispado. O que no ha leído a Bertolt Brecht. Por ejemplo. O que sigue donde ELLOS quieren que siga. Lejos de poder participar del mundo en el que crecerán sus hijos cuando los tenga. Lejos del lugar donde poder plantarles cara. Me da igual la calle que la participación política. Ambas servirían. Pero ni una ni otra. Se vive más cómodo así. En la negación. En el escepticismo. Pero esa filosofía de vida solo es la de un gigante con pies de barro. Una falacia en la que, después de visto lo visto, ya no es aceptable ni comprensible navegar. No estoy de acuerdo, amiga. Es nuestro deber intentar romper el statu quo cuando el statu quo no beneficia al interés de la ciudadanía. De las personas. Lo fue cuando éramos más jóvenes y lo sigue siendo hoy. Acabar con lo hegemónico cuando atenta contra los intereses de la gente es un deber y una obligación moral de todo aquel que no quiera mirar hacia otro lado. Da igual Podemos, que Ganemos, que Irabaziz, que Mareas, que las plazas de los pueblos… Todo lo que sea población civil recuperando el espacio político para la gente luchando por la justicia social siempre será loable.
Bertolt Brecht: “política es el precio de las alubias, del pan, del zapato, de las medicinas” y por ende del precio de tu alquiler, del colegio de tus hijos, de la mendicidad en las calles, del paro, etc.  Pero quien no haya entendido eso es que simplemente quizás no entienda el mundo en el que vive. O lo que es peor. Quizás no quiera entenderlo. Y elija mirar, como en muchas otras ocasiones, hacia otro lado.
Porque un servidor, habiendo asumido esta reflexión como propia incluso antes de haber leído al poeta alemán y habiendo rodeado ya el Congreso varias veces y participado de mareas de colores, de plazas y de megáfonos tuvo claro, movido por el estómago que…   (SIGUE EN CAPÍTULO 2)

EN UNA GUERRA PIERDEN TODOS. PERDEMOS TODAS

Me preocupa. Y mucho. Nelson Mandela y Mahatma Gandhi, como muchas otras y otros, supieron y tuvieron la VIRTUD de mirar más allá de las siglas, colores de piel, religiones o etiquetas que dividían a las gentes de sus respectivas realidades. Supieron trascenderlas. Supieron mirar MÁS ALLÁ DE SU CONTEXTO HISTÓRICO concreto. Porque SUPIERON VER MÁS LEJOS.  Ambos pagaron altos precios por ello.

Me preocupa. Y mucho.  Por eso los saco a ambos a colación. Me preocupa  tanto que, de hecho, repetiré esto sistemáticamente y hasta la saciedad: NUNCA-NUNCA-NUNCA podremos CONSTRUIR un mundo-país-sociedad-comunidad SANA, ni ESTABLE, ni RESPETUOSA, si APARTAMOS aquello y a aquellos cuyo pensamiento NO nos gusta. No hablo solo en calidad de miembro activo de PODEMOS como soy en la actualidad, sino que hablo como algo ‘inetiquetable’, gracias a Dios: hablo como persona.

 

Una herencia que dejar a nuestras hijas e hijos

Además tengo la profunda convicción de que nosotras y nosotros, en este nuevo tiempo, con estas nuevas generaciones, desde

El futuro no es nuestro

PODEMOS o desde donde sea,  lo vamos a lograr. Porque tenemos INTELIGENCIA, SENTIDO COMÚN, CAPACIDAD, CONVICCIONES Y HUMANIDAD. Y aprendizaje. De las buenas y malas praxis del pasado. Gracias a las cuales se nos ha ido mostrando en qué dirección caminar.

Y sé también que, aunque nos lleve muchos años y trabajo, vamos a lograr generar un positivo y GRANDÍSIMO ejemplo para generaciones futuras que será difícil de destruir. Una semilla sólida para el medio largo plazo. Quizás nosotras y nosotros siquiera veamos sus frutos. Pero hemos de creer ciegamente en su esencia. Porque todo esto que construimos en el HOY, en el PRESENTE, será el FUTURO en el que vivan nuestros hijos e hijas. Y en el que vivan los suyos. (casi nada)

Ser del Barsa no implica ser AntiMadrid

Si a nivel general y sobre todo en este país llamado España, no entendemos que ser del BARSA no tiene que implicar ser ANTI MADRID ni viceversa, o que porque nos guste el color VERDE no tenemos que odiar el color NARANJA. O que defender lo NUESTRO no tiene por qué implicar el ATACAR por defecto lo de los demás. (porque la tolerancia cero sí que sería legítima y deseable contra todo aquello que viole las líneas rojas de los Derechos Humanos o de la legalidad vigente.)

Pero el FUTURO solo se puede construir entre DIFERENTES. Sin SECTARISMOS. Eso ya lo hicieron otros antaño en muchos momentos

Espectro político

de la historia y nos dejaron a las generaciones posteriores regueros de odio por todas partes. Herencias ENVENENADAS. En las guerras NUNCA gana nadie. Con armas o sin ellas. En la guerra del ODIO NUNCA gana nadie. Todos pierden. NUNCA podremos gobernar un país sin contar con 10 millones de personas votantes del PP con otros 8 del PSOE ni sin UPyD, ni sin IU, ni sin el vecino que nos cae regular…Ya me entendéis…No sin TODOS Y TODAS. Aunque NO compartamos sus postulados… Porque entonces no será país. Ni mundo. Ni acabaremos con el lastre de las dos Españas o de las tres o de las cuatro… LES NECESITAMOS.

Necesitamos a todos y todas. A todos los colores y pensamientos del abanico. LES NECESITAMOS. No hay que pensar en VENCERLES. Hay que pensar en CONVENCERLES. Y si no lo logramos, (porque no tienen por qué moverse de sus paradigmas) hay que trabajar en INTEGRARLES. En hacerles partícipes. En SUMAR todo lo que hagan bien. Sus buenas ideas. Las de cualquier PARTIDO o PERSONA. Porque las habrá. (esperemos y ojalá)

 

Mandela y Gandhi ya lo inventaron todo. O casi.

Supondrá esfuerzos…Supondrá vencer prejuicios. A muchos les sonará a utopía. Pero no lo es. Nada es nuevo bajo el sol. Todo ha

Nelson Mandela

ocurrido ya antes. Refresquemos memoria. La historia está ahí para darnos las MAYORES LECCIONES si sabemos tomar los ejemplos que otros y otras nos DEJARON. No lo digo yo…NELSON MANDELA pudo vengarse de quienes les mataron y humillaron en el apartheid y ¿en cambio? MADIBA llegó al poder y les tendió la mano. Incluso a sus asesinos y represores. Dándoles la mayor lección de humanidad de la HISTORIA. Y la mayor lección de VALORES. Y de perdón. Y de INTELIGENCIA.

No lo digo yo… MAHATMA GANDHI que venía de ser un abogado acomodado formado en Reino Unido (país colonizador-ocupador de su país), colgó la toga y volvió a la India a construir el futuro y la LIBERTAD. A construir un PAÍS en el que poder vivir en la discrepancia pero sin odios que lastraran la CONVIVENCIA. ¿Y sabéis cómo lo hizo? ( Di Ana , querida cousin, gracias por aquel viaje a La India y al museo de Delhique de nuevo dio un giro de tuerca a nuestra escala mental) LLEVANDO LA CONTRARIA INCLUSO A TODOS LOS DE

Mahatma Gandhi

SU PROPIA RELIGIÓN. E INTEGRANDO a todas las RELIGIONES musulmana-hindú-católica. Que se odiaban entre sí. A muerte. Que se aborrecían. Por todos los daños sufridos en cada comunidad. Que no supieron entenderse.

Nelson y Mahatma, como muchas otras y otros, SUPIERON MIRAR MÁS ALLÁS DE SIGLAS, O DE RELIGIONES, O DE ETIQUETAS que les dividían. Supieron mirar MÁS ALLÁ DE SU CONTEXTO HISTÓRICO concreto. SUPIERON VER MÁS LEJOS. Concentraron sus objetivos y energía en lo que les unía. Con DETERMINACIÓN Y FE. Contra todo pronóstico lógico en sus respectivos tiempos. Supieron ver al OTRO como lo que es. Más allá de siglas o militancias. Un ser humano. Con nombres y apellidos. Con felicidades y miserias. Con miedos y con dudas. Con una existencia con principio y con final.  Buscando lo mismo… Buscando lo mejor para su vida y la de los suyos (llamadme idealista pero me obstino en pensar que ese es el objetivo último de cada ser humano. Y en repetírmelo constantemene. Aunque la dirección y los métodos de unos y otros sean antagónicos. Hablo de la buena gente , claro. La maldad y la mala intención alevosa no juega en esta ecuación, por eso ni la menciono. Pero aún así creo que incluso esta proviene también del sectarismo-radicalidad. Avaricia y usuras patológicas aparte )

Conclusión deseable: un barrio mejor; un mundo mejor.

ES MUCHO MÁS LO QUE NOS UNE, QUE LO QUE NOS DIFERENCIA. Aun con las discrepancias… ELLOS Y ELLAS, MANDELAS,

Diversidad

GANDHIS, etc. SUPIERON HACER DE ESA MÁXIMA su filosofía de vida y la guía de todas sus acciones diarias y estratégicas. Y así lograron también, por defecto y de paso, hacer avanzar eso que denominamos la HISTORIA. En la buena dirección. Si nos olvidamos de referencias como esas y NO nos obsesionamos con tenerlas constantemene en mente y presentes, estaremos cometiendo errores que nos condenarán como seres humanos y como sociedad. Y estaremos traicionando las mayores y más simbólicas lecciones de la HISTORIA.

Sé que PODEMOS también es diferente en eso. Lo veo cada día. En cada reunión de cada círculo. En cada compañera y compañero. No aspiramos solo al PODER por el PODER. Aspiramos a generar nuevas conciencias colectivas. Nuevos contextos. Nuevos escenarios. Barrios mejores. Mundos mejores. Los de ese FUTURO MEJOR que soñamos. Los JUSTOS e IGUALITARIOS. Pormenorizando todos los SUFRIMIENTOS. Y ojalá que acabando con todos.

PODEMOS!!! AHAL DUGU!!!

 

 

 

Contador Visitas

Galeria personal

Get the Flash Player to see the slideshow.

Categorias