AMORES DE VERANO; DESPEDIDAS DE ESTACIÓN…

Buenos lunes y a por la semana!!!

Me gusta observar. Y ayer vi algo que me rompió los esquemas. Yo sentado en un banco junto al bar de la estación de autobuses de Estella. Esperando al mío. 19,45h. Ellos en una esquina. Pareja joven. Chico y chica. Unos 16 años. Se abrazaban y besaban con fuerza. Con pasión. Apoyados contra una pared. Frente a un autobús con el motor arrancado. Puerta de pasajeros abierta. Esperando a uno de los dos. Presto a partir. Y hasta desde la distancia se veían esas cadenas indestructibles que unen a quienes se aman y se desean…

Sus gestos, su forma de mirarse, su forma de apretarse el uno contra el otro como si no quisieran separarse jamás…

El final del verano...

El final del verano…

Pero en cambio, algo me tenía descolocado…Porque ambos se besaban, sí…Pero se besaban y lloraban… Y sus caras se veía sufrimiento. No amor. No, un: “cariño, nos vemos pronto”. No un: “amor, llámame cuando llegues a casa para saber que has llegado bien”. No un: “qué días más bonitos juntos, mi vida, te llamo mañana…”. NO. Sus expresiones no eran de nada de eso. Sino de sufrimiento. De pena. Pena inmensa…

Como si ese autobús no tuviera retorno. Como de miedo a decirse adiós…Como si todo lo que ocurriera en esos instantes en que se separan, como si todo lo que ocurriera en ese paréntesis que se da entre un encuentro de amor y el otro, entre un fin de semana y el siguiente…fuera sufrimiento…Me llamó la atención…Se veía todo tan contradictorio a la vista…’Chirriaba’… Un amor así de bonito y, en cambio… Se les veía sufrir…A los dos…A él y a ella… Sufrir…De amor…

Y me volví de mi viaje, pensando en ellos dos…Y en la escena… ¿Y no sería el miedo? ¿Y no sería el miedo a todo eso que transcurre en las vidas de uno y del otro mientras no están juntos? ¿A ese tiempo vacío que no se cubre? ¿Y no sería la angustia de quien no sabe si uno mismo y el otro serán capaces de vencer las distancias? No hablo de kilómetros…Hablo de silencios…De lejanías emocionales…O de dudas…O de miedos…De nuevo los miedos…

¿Y no sería ese temor a no poder ganarle la batalla al día a día? ¿A distraerse en este camino tan largo y vertiginoso

Never say goodbye...

Never say goodbye…

donde todo lo sólido se vuelve a veces voluble? ¿Y no sería miedo a sí mismos? ¿Desconfianza en poder mantenerse fuertes en este Camino? No sé…Era todo tan bonito y a la vez tan contradictorio…Que de ese amor y de esa pasión inmensas manara un sentimiento tal, que les hiciera sufrir de aquella manera…Se besaban…Y se abrazaban hasta hacerse daño… Y lloraban…Y se miraban muertos de pena….Y se besaban más fuerte…Y lloraban de nuevo…

Y la chica tomó ese autobús. Y él se fue en dirección opuesta. Y ambos se buscaron con la mirada desde lejos…Y ojalá ese amor venza a esos miedos. De verdad. Ojalá. Y ese autobús vuelva a Estella. Y ambos sonrían de nievo. Y triunfe ese amor que se veía en sus miradas y que lo llenaba todo…Y que venzan a la vida y a las dudas. Y mantengan la fe. Y se esfuercen. Porque el amor en estos tiempos, y que nade se engañe, también requiere de trabajo y de esfuerzo. Y de compromiso…Siempre fue así…Siempre lo fue…Quizás hoy en día tanto hedonismo y tanto existencialismo nos haya difuminado esos valores que nuestros padres y abuelos sí que tuvieron…Esos principios morales sólidos y admirables que se han ido diluyendo en nuestras generaciones… MUJERES HOMBRES Y VICEVERSA. / VIVE RAPIDO, MUERE DEPRISA Y DEJA UN BELLO CADAVER / SALSA ROSA… Si ese es el espejo del mundo actual, yo cada día tengo más claro que quiero bajarme…Salir de esa gargantúa que trata de engullirnos y de arrastrarnos a esos perfiles de vida vacíos. Cortoplacistas. Frívolos. Superficiales… Sé de lo que hablo… Lo sé muy bien…

Pero ojalá NO… Ojalá en este caso ellos venzan…Ellos ganen la batalla. Y su amor. Y que esos besos arrebatados sean más y mejores…Y todos de plenitud y felicidad… Fuere como fuere ellos los estaban viviendo. INTENSAMENTE!! Y eso es la vida…Acierto-error…Y seguir…Pero jugarla…Pase lo que pase jugarla… Mi viaje de regreso a Bilbao, volví a comerme las uñas…De ganas de llegar y ponerme a escribir…Sobre aquella pareja…Y aquel amor…De una tarde de domingo cualquiera de verano…Atardeciendo en Tierra Estella…

pareja-en-abrazo-despedida-calle-158863

Disfruta y Comparte con tus amigos: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Webnews
  • Digg
  • del.icio.us
  • Blogosphere News
  • email
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Live-MSN
  • Meneame
  • MySpace
  • Netscape
  • Print
  • Twitter
  • XING
  • YahooMyWeb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias