Poesias

ESCRIBIR: UNA EXTRAÑA FE A LA QUE AFERRARSE.

¡¡Madre mía!! Hoy haciendo limpieza en casa me he topado con una vieja carpeta que tengo desde pequeño. Guardada como un tesoro. Y en ella tengo guardadas cosas de hace 30 años. ¡¡Y el papel aguanta!! jajaja. La verdad es que me he reído. Y también me he emocionado. Y sorprendido. Como si todo lo que allí había fuera de alguien que no era yo. Tenía diez años cuando todo comenzó. Hoy tengo ya 40. ¡¡Buf, vuela la vida!! Así que hace tantos tantos años, y he escrito y escrito tantísimas cosas, que ya ni recordaba muchas de ellas… Y hoy me estoy dando cuenta de que jamás he dejado de producir. Escribir. Desde niño. Como una “extraña fe a la que aferrarse”. Como una enfermedad. Maníaca. E incurable. De las sanas.

Año 1989. Estaba en 5° de EGB. Aún no había cumplido yo 10 años. Y escribí aquellos primeros periódicos. Director, redactor, editor, ¡¡y hasta dibujante!! jajaja. Que yo no recordaba haber dibujado jamás. Me meo.  Me meo de risa leyéndome. Flipaba. Flipaba mucho.

Mis primeros periódicos

 

Después. Agosto de 1992. Último año del colegio antes del Insti. Con 14 años. Mi primera novela. 250 páginas escritas a pura mano. En hojas de cuaderno. Hasta que mis padres me regalaron aquella Olivetti electrónica. Aunque yo siempre preferí la agilidad de mi zurda y mis mil tachones. “Enganchados a la adolescencia” se llamó. Las aventuras apasionantes de todas aquellas primeras veces. Con mis Goonies laredanos. Amor, ilusión y ganas de vivir. Desbordantes. Y enganchados a todo eso. La más bella droga: vivir

Después. Con 16 años. Aquellos dos concursos de poesía. Y aquel, el primer premio de mi vida. En un mundo de adultos, un criajo idealista. Y acomplejado. Por sentir. Porque los hombres no sienten. Y aquel primer premio. Acompañado de mi madre Teresa Rollán . Hasta Arrigorriaga. Que no sabíamos ni cómo se llegaba. jajaja. “Ni se te ocurra contárselo a nadie, madre, por favor”. Complejos. Y miedo. La poesía es desnudar quién eres de verdad por dentro. Y yo no quería. Ni por asomos. 10.000 pesetas de las de entonces en metálico de manos del alcalde de Arrigorriaga. Un adolescente. Flipado. Como siempre.  Y seguido aquel otro premio. En mi pueblo. Barakaldo. Felicidad. Pero por dentro. “Lamentos de espantapájaro” se llamaba aquel poema ganador. No sé. Estaba contento pero jamás me lo creí. Mi mundo real de la calle era otro. Antagónico a las emociones y la sensibilidad. Así que hice pequeño a este yo. En lugar de alimentarlo.

Premios literarios.

 

Y después los años de frustración. De sentirme perdido. Decepcionado conmigo y con la vida. Y aquella segunda novela. 19 años. “Cruda y puta (vida)”,  se llamó. Era mi particular “Guardián entre el Centeno”. Mi historia. Mi tristeza. Mi dolor. Mi frustración. Mi insatisfacción y mi enfado. Con la existencia. Conmigo mismo. Mucho escrito. La primera y última página hablaba de un chaval que un día coge un tren y se va. Sin destino. Se va para no volver…Para sentirse libre. Y poder resetear. Vencer o morir. Y empezar de cero. Jamás la acabé. En el papel al menos. En mi cabeza y mis esquemas está completa. Y esa hoy tengo claro que algún día la escribiré. Creo que puede haber muchos chavales que podrán sentirse identificados con ella.

 

Y luego llegaron los dos libros de poesía publicados. Y salir del armario. Y los guiones de radio y documentales. Y las múltiples cartas de opinión a los periódicos…Y escribir me fue acompañando durante todos los años de mi vida. Trabajos, relaciones, momentos bonitos, momentos feos…”Como una extraña fe a la que aferrarse…”

Por eso hoy ya sé qué debo hacer. Que al final es lo que hice siempre. Desde que nací. Y ya he puesto rumbo fijo y decidido a darle a las letras lo que les debo. Que es casi hasta mi propia existencia. Y hasta que me den de comer o como si nunca jamás lo hacen, ya sé lo que he de hacer. Un trabajo con menos dinero que el de ahora. Pero más tiempo y más descanso mental. Ya no perderé jamás de vista lo IMPORTANTE. Mucho que decir. Mucho que escribir. Lo necesito. Como respirar. Ni un paso atrás!!

ENTREVISTAS RECIENTES EN DEIA y EN “EITB-RADIO EUSKADI”

Dejo aquí las entrevistas completas en texto y en audio del periódico DEIA y del programa GRAFITTI de Radio Euskadi (grupo EITB). Gracias a ambos medios por la acogida.

 

  1. PERIÓDICO DEIA

https://www.deia.eus/2019/01/13/bizkaia/margen-izquierda-encartaciones/los-versos-que-nacen-del-instinto

Entrevista DEIA- Enero 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. AUDIO Y ARTÍCULO DE ENTREVISTA  EN RADIO

Entrevista en el programa GRAFITTI de Radio Euskadi (grupo EITB). Artículo sobre la entrevista y audio para escuchar.

https://www.eitb.eus/es/radio/radio-euskadi/programas/graffiti/detalle/6100927/cesar-fernandez-poeta-me-daba-verguenza-contar-escribia-poesia–/

#7DIAS7POEMAS – Avance del libro que publicaré en 2019

Os presento este proyecto  #7dias7poemas  ya lanzado en redes sociales y que no pretende ser otra cosa que ser un avance de la nueva colección de poemas que publicaré en 2019. Será mi tercer trabajo. “De amor, vida e insurrección”.

DÍA 1. POEMA 1.  “GENTE QUE SE COME”. Con lo bello que es y lo poco que lo hacemos. Besarse. Besarte.

 

DÍA 2. POEMA 2. “GAUPASA”. Sobre exprimir cada segundo de una vida que pasa…Y que no regresa…

 

DÍA 3. POEMA 3. “ENMUDECIERON LAS CAMPANAS”. Homenaje al vecino de Azpeitia asesinado por ETA un mismo día como el de hoy, hace diez años. Se llamaba Inaxio Uria. Vergüenza.

 

DÍA 4. POEMA 4. “ARMISTICIO”. Porque el amor cuando llega viene a veces cargado con mil miedos…

 

DÍA 5. POEMA 5. “BANDERAS”. Sobre algo que en lugar de unirnos nos separa…Fuente de conflictos en lugar de serlo de fraternidad… Y tema sobre el que discrepar aun puede ser penalizado en este país nuestro…

 

 

DÍA 6. POEMA 6. “COMO DAVID FRENTE A GOLIAT” . En España 17.000 personas se quitaron la vida desde que comenzó una crisis que no fue una crisis. Sino una estafa. Es nuestra obligación NO olvidarlo. Jamás. Vergüenza.

 

 

DÍA 7. POEMA 7. “ODA DE AMOR A UN HUEVO FRITO”. Sobre enamorarse aunque te salte el aceite…

 

 

VOLVER…

Han sido diez años de “silencio literario”. Centrado en acabar la carrera, oposiciones y en reconstruir mi vida laboral y personal. Y tenía claro que una vez pasado todo esto, mi prioridad y necesidad era VOLVER. Reunir los poemas escritos a lo largo de estos años y preparar un tercer libro. “De amor, desamor y revolución”.

Y por supuesto rematar la novela ya avanzada. “El salón de los pasos perdidos”. Mi reto pendiente. Como me han enseñado estos años. Sin prisa pero sin pausa. Ir despacio para ir lejos. Como correr una maratón.

Este viaje a Lisboa me ha regalado espacios para escribir. No sé qué tienen los aviones que siempre me abstraen del “ruido exterior”. Y en ellos nació la sinopsis de esa novela. La comparto con vosotras y vosotros.  Gracias y un abrazo.

 

“Todos los y las protagonistas de esta novela están basados en personas reales. De carne y hueso. Que existen o que existieron. Todas las acciones, diálogos y emociones están basadas en hechos reales. Todos y cada uno de ellos suceden o sucedieron. En calles, bares y plazas de pueblos que existen y que conoces. Todas estas páginas están basadas en sufrimiento y dolor real. En heridas reales. Que existen o que existieron. O que existirán para siempre…

El amor y el odio son sentimientos libres, íntimos y personales. Como perdonar o no. Como intentar olvidar o no. Legítimos. Lo único intolerable es la violencia. En cualquiera de sus formas y procedencias. Bajo ningún pretexto o justificación. Jamás. Ninguna. Venga de donde venga. La ejerza quien la ejerza. Ese daño nunca tiene vuelta atrás. Y queda sembrado para generaciones enteras. Como una semilla maldita dentro de nuestros niños, jóvenes y mayores. De nuestros vecinos. De nuestros barrios. De pueblos enteros…

Esta historia habla de personas reales. De gente que tú y yo conocemos o hemos conocido. Que existen o que existieron. De su sufrimiento, de sus silencios y de sus pasos perdidos.

Estas páginas sólo pretenden contar lo que aquí… Un día… sucedió… Y no es una historia de ficción. Ojalá. Ojalá lo fuera…”

C.F.R

POEMA DEDICADO A CESAR BRANDON, GANADOR DEL CONCURSO “GOT TALENT”

Poema dedicado a mi tocayo y colega de versos, César Brandon, sorprendente y meritorio ganador del concurso televisivo “GOT TALENT”.  Sin más show que voz, entrañas y poesía.

Poesía para quien sienta alguna vez nostalgia de la niñez, de la generación EGB, de las hogueras de San Juan en la campa del barrio, del escondite inglés en el patio del colegio…

 

Categorias