Poesias

SOLO EN EL SUFRIMIENTO SE ENCUENTRA EL CRECIMIENTO

“Y entonces en cierto momento de mi vida fue cuando entendí…Que sólo en la derrota y el sufrimiento,

Tagore

se encontraba el crecimiento. La construcción interior. La resiliencia. Y si sabemos integrar lo aprendido durante la tormenta, he ahí también la evolución. Pero para eso hay que haber transitado esos lugares oscuros. Y saber darles las gracias”  Tal y como os escribí en Facebook a todas y todos, este texto podría haber sido de Rabindranath Tagore, sí. “Rabindranath Tagore. Textos perdidos. Poeta y filósofo hindú. MENTIRA. TOTALMENTE. 

 

Y os habría parecido más referente, y hasta si me apuráis más exótico-seductor y seguramente por ello habríais creído mucho más en el mensaje. Idolatrando los nombres por encima de los contenidos. Pero ahí también os he metido un gol. Yo se lo atribuí a él. Y nadie dudó. Gol chorra. Pero por la escuadra. Así que cuidado, amigas y amigos con lo que se lee en las redes. Y hasta en los medios. Cotejad. Nos engañan constantemente. Un solo copia y pega en la barra de Google basta.

 

Porque este texto no es ni será nunca del amigo TAGORE. Es de alguien contemporáneo, sin tanto nombre y que no es hindú. Pero que sí que lleva la cruz de la poesía y de la filosofía a cuestas.  Y que también ha vivido su proceso. Volved a leer este texto. Y su mensaje. Es el mismo. Pero este lo firma César Fernández.

Mensajes falsos. Manipulación

EL PRIMER AMOR. EL PRIMER BESO. EL VERANO DE NUESTRAS VIDAS.

Acabo de morirme de envidia. Y de nostalgia. Al verles. Por la calle. Quince espléndidos años. Aproximadamente. Ella y él. En el malecón. Junto al mar. Dirección a algún rincón donde comerse a besos el alma. Donde poner sus mundos patas arriba.

¿Os acordáis de cuando nos enamorábamos las primeras veces? De cuando no queríamos dejar de apretarnos, de estrujarnos, de abrazarnos y de besarnos… Como si no hubiera un mañana… Porque en realidad aunque luego lo hubo, no lo había. No hay ningún mañana. Cuando trabajas en un hospital todavía lo tienes más presente aún. De qué va esto de vivir. Aunque yo no sé por qué siempre fui un niño viejo que eso lo tuvo grabado a fuego. Como una especie de don o de condena, depende del día.

¿Os acordáis? ¿Aquel fuego en la mirada del verano y aquella pasión por vivir y por descubrirlo todo? Apretándonos cuerpo con cuerpo. Con toda la fuerza del mundo mundial. A besos infinitos. De los que te dejaban sin aliento. Por la calle, en la parada del autobús, en el banco de la plaza, en la sala de videojuegos, en las toallas en la playa, en el sofá del vídeo bar con mosto… Todos y todas tuvimos nuestro precioso e inolvidable “summer of 69”. Cada cual el suyo. 18 de julio. Del año que fuese…

Contando estrellas…

POEMA INÉDITO: “PLANTO!!” – Gala Premios Angulas 2019 de “La Ría del Ocio”

Poema inédito. Se llama PLANTO!!

Tuve muchas dudas. Era un acto festivo. Pero creo que ya va siendo hora de aprovechar todos los espacios y altavoces para GRITARLO. Y para que los de mi género empecemos a posicionarnos en espacios públicos ALTO Y CLARO. Contra quienes, desde nuestro género, ejercen la lacra MACHISTA.

Escrito con rabia y con dolor. Una noche de insomnio del malo. Desde Atenas. La cuna de la democracia y de esta Europa con tanto por hacer y con la sombra del nuevo fascismo acechando… Escrito pensando en todo el horror y crueldad que a veces es capaz de inflingir un ser humano sobre otro ser humano. Y aborreciendo a vuestro enemigo y al que siento también el mío. EL MACHISMO. Y la violación infame y constante de los derechos y libertades de la MUJER por el mero hecho de serlo.

Escrito con dolor. Recitado con ídem. Son nuestras hermanas, hijas, madres, vecinas, nuestras compañeras de trabajo… Somos nosotras y nosotros. #todasbajoelmismosol #aprenderydesaprender #NiUnPasoAtrás
Gala Premios Angula 2019. Revista “La Ría del Ocio” . Sala BBK. Bilbao. Mayo 2019.

“PLANTO!!”

Contra este machista que escribe,
aun nacido en vientre de mujer.
Contra ese calaña cobarde,
escoria que un día será vencida.
Planto!!

Al que hace del hogar tu infierno
y al que si rechistas, te la ganas.
Al de en mi casa lo que diga yo
¡y te callas!
Y la cena puesta en la mesa
cuando yo lo ordeno y mando, ¡sólo faltaba!
Planto!!

Al de perdona cariño, esta hostia era la última.
Al de si es que yo no te las doy,
eres tú que te las ganas.
y al de enséñame ahora mismo
el teléfono y tus whatsapps.
Al de “ese escote tú no lo llevas”.
Y tú no sales sin mí. Y dónde vas con esa falda.
Planto!!

Al que en cuanto cruzas la puerta
te vuelve desconocida.
Al que no te asesina pero te deja vivir,
porque ya te tiene muerta en vida.
Al que del cariño hace pavor y de los besos saliva.
Planto!

Al que lo único que tiene en su cerebro
es pequeñez, complejo y desalma.
Al que te aplasta queriendo hacerte pequeña
porque se sabe minúsculo y te ve giganta.
Planto!

No estás sola, recuerda:
NO – ESTÁS – SOLA.

Hombre nací, más reniego del macho.
Ser humano antes que nada.
Si te matan a ti, yo también sangro.
Hermana…

ESCRIBIR: UNA EXTRAÑA FE A LA QUE AFERRARSE.

¡¡Madre mía!! Hoy haciendo limpieza en casa me he topado con una vieja carpeta que tengo desde pequeño. Guardada como un tesoro. Y en ella tengo guardadas cosas de hace 30 años. ¡¡Y el papel aguanta!! jajaja. La verdad es que me he reído. Y también me he emocionado. Y sorprendido. Como si todo lo que allí había fuera de alguien que no era yo. Tenía diez años cuando todo comenzó. Hoy tengo ya 40. ¡¡Buf, vuela la vida!! Así que hace tantos tantos años, y he escrito y escrito tantísimas cosas, que ya ni recordaba muchas de ellas… Y hoy me estoy dando cuenta de que jamás he dejado de producir. Escribir. Desde niño. Como una “extraña fe a la que aferrarse”. Como una enfermedad. Maníaca. E incurable. De las sanas.

Año 1989. Estaba en 5° de EGB. Aún no había cumplido yo 10 años. Y escribí aquellos primeros periódicos. Director, redactor, editor, ¡¡y hasta dibujante!! jajaja. Que yo no recordaba haber dibujado jamás. Me meo.  Me meo de risa leyéndome. Flipaba. Flipaba mucho.

Mis primeros periódicos

 

Después. Agosto de 1992. Último año del colegio antes del Insti. Con 14 años. Mi primera novela. 250 páginas escritas a pura mano. En hojas de cuaderno. Hasta que mis padres me regalaron aquella Olivetti electrónica. Aunque yo siempre preferí la agilidad de mi zurda y mis mil tachones. “Enganchados a la adolescencia” se llamó. Las aventuras apasionantes de todas aquellas primeras veces. Con mis Goonies laredanos. Amor, ilusión y ganas de vivir. Desbordantes. Y enganchados a todo eso. La más bella droga: vivir

Después. Con 16 años. Aquellos dos concursos de poesía. Y aquel, el primer premio de mi vida. En un mundo de adultos, un criajo idealista. Y acomplejado. Por sentir. Porque los hombres no sienten. Y aquel primer premio. Acompañado de mi madre Teresa Rollán . Hasta Arrigorriaga. Que no sabíamos ni cómo se llegaba. jajaja. “Ni se te ocurra contárselo a nadie, madre, por favor”. Complejos. Y miedo. La poesía es desnudar quién eres de verdad por dentro. Y yo no quería. Ni por asomos. 10.000 pesetas de las de entonces en metálico de manos del alcalde de Arrigorriaga. Un adolescente. Flipado. Como siempre.  Y seguido aquel otro premio. En mi pueblo. Barakaldo. Felicidad. Pero por dentro. “Lamentos de espantapájaro” se llamaba aquel poema ganador. No sé. Estaba contento pero jamás me lo creí. Mi mundo real de la calle era otro. Antagónico a las emociones y la sensibilidad. Así que hice pequeño a este yo. En lugar de alimentarlo.

Premios literarios.

 

Y después los años de frustración. De sentirme perdido. Decepcionado conmigo y con la vida. Y aquella segunda novela. 19 años. “Cruda y puta (vida)”,  se llamó. Era mi particular “Guardián entre el Centeno”. Mi historia. Mi tristeza. Mi dolor. Mi frustración. Mi insatisfacción y mi enfado. Con la existencia. Conmigo mismo. Mucho escrito. La primera y última página hablaba de un chaval que un día coge un tren y se va. Sin destino. Se va para no volver…Para sentirse libre. Y poder resetear. Vencer o morir. Y empezar de cero. Jamás la acabé. En el papel al menos. En mi cabeza y mis esquemas está completa. Y esa hoy tengo claro que algún día la escribiré. Creo que puede haber muchos chavales que podrán sentirse identificados con ella.

 

Y luego llegaron los dos libros de poesía publicados. Y salir del armario. Y los guiones de radio y documentales. Y las múltiples cartas de opinión a los periódicos…Y escribir me fue acompañando durante todos los años de mi vida. Trabajos, relaciones, momentos bonitos, momentos feos…”Como una extraña fe a la que aferrarse…”

Por eso hoy ya sé qué debo hacer. Que al final es lo que hice siempre. Desde que nací. Y ya he puesto rumbo fijo y decidido a darle a las letras lo que les debo. Que es casi hasta mi propia existencia. Y hasta que me den de comer o como si nunca jamás lo hacen, ya sé lo que he de hacer. Un trabajo con menos dinero que el de ahora. Pero más tiempo y más descanso mental. Ya no perderé jamás de vista lo IMPORTANTE. Mucho que decir. Mucho que escribir. Lo necesito. Como respirar. Ni un paso atrás!!

ENTREVISTAS RECIENTES EN DEIA y EN “EITB-RADIO EUSKADI”

Dejo aquí las entrevistas completas en texto y en audio del periódico DEIA y del programa GRAFITTI de Radio Euskadi (grupo EITB). Gracias a ambos medios por la acogida.

 

  1. PERIÓDICO DEIA

https://www.deia.eus/2019/01/13/bizkaia/margen-izquierda-encartaciones/los-versos-que-nacen-del-instinto

Entrevista DEIA- Enero 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. AUDIO Y ARTÍCULO DE ENTREVISTA  EN RADIO

Entrevista en el programa GRAFITTI de Radio Euskadi (grupo EITB). Artículo sobre la entrevista y audio para escuchar.

https://www.eitb.eus/es/radio/radio-euskadi/programas/graffiti/detalle/6100927/cesar-fernandez-poeta-me-daba-verguenza-contar-escribia-poesia–/

Categorias