Archivo mensual: julio 2012

UNAS FIESTAS MÁS…UN AÑO MENOS…

Otro año más las fiestas de Barakaldo tocan a su fin y esta entrañable carpa de navarros locos recoge sus bártulos y se marcha hasta el año que viene. Unos lo estarían deseando; a otros en cambio se nos caían las lágrimas de pura pena en la última canción…

Como viene siendo así desde hace ya diecisiete añazos. Que se dice pronto…

Fue por aquel entonces cuando se fundó la comparsa Nafarroako Etxea y las txosnas se montaban junto al viejo campo de fútbol de Lasesarre. Muchos lo recordarán con nostalgia. Otros no queremos dejar que aquello se muera y aquí seguimos…Peleando.  😉

Quien no haya sido nunca comparsero difícilmente nos entenderá. O quien no

Logo comparsa

Logo comparsa

haya formado parte nunca en su vida de un colectivo, de un vestuario de un equipo de fútbol, basket, de un grupo de scouts… Porque ser comparsero no es solamente eso que se ve al otro lado de la barra en cada noche de fiesta canalla; no es solo poner chupitos; ni bailar al son del hit machacón del verano “Que se quite el top” o “Quiero rayos de sol o de algún tema mítico como “Sarri,sarri” Esa es solo una parte visible de todo lo que hay detrás. De muchas cosas que no se ven. De muchos meses previos de reuniones y preparativos; de mucho tiempo robado a pareja, familia, amigos, obligaciones;  de muchas emociones increíblemente intensas…No hablo de juerga. Hablo de mucho más. Hablo de sentirse parte de un grupo humano de gente auténtica con los huevos y los ovarios más grandes que el caballo de Espartero; personas que saben sobreponer el proyecto común a sus diferencias. Que domestica a base de empeño y tesón ese pequeño y entrañable caos que suele acompañarnos (no seríamos lo mismo sin él…jajaja) para emerger cual ave fénix de sus cenizas, año tras año. No hablo de juerga. Hablo de cosas que pasan debajo de la piel… Cosas que no se pueden explicar con letras escritas en un papel… Mis compañeros y compañeras saben a lo que me refiero…Algo GRANDE que pone los pelos de punta… Algo que hay que vivir…

Unas fiestas más…Un año menos…

Y cuando uno finaliza un proyecto toca hacer balance de todo lo llevado a

Con el antiJolín

Con el antiJolín

cabo, aprendido, logrado…De los aciertos y los errores, de lo bueno y lo malo… Hay quien toma como referencia lo negativo o lo menos bueno; yo siempre he sido de los otros. Prefiero el bagaje positivo. Unos lo llaman optimismo; yo lo llamo pragmática. Sin olvidarme ni obviar, claro está, los obstáculos ni los errores, que son siempre de las que más aprende uno (como de las derrotas) pero siempre creyendo más práctico el vaso medio lleno. Porque lo hay…Siempre lo hay…En la txosna, como en la vida… Lo hay…

Como dice una buena amiga mía muy sabia y con mucho coco…Algo estaremos haciendo bien…  😉

Y así, como si se tratara de una especie de ensoñación fugaz, se nos han

Nuestra web

Nuestra web

escapado entre las manos, otro año más, estos diez días de intensidad máxima, de trabajo incansable, de muchas horas sin dormir. Diez días tras los que (me moriré diciéndolo) no acabamos en la UVI o, peor aún, en la esquela de algún periódico, porque nos chutamos todos y todas esas sobredosis de ilusión y de energía que nos aportan las ganas de divertirse, de sonreír, de ver a los viejos amigos, de aportar nuestro granito de arena a las fiestas de nuestro pueblo, de cantar y de bailar como locos hasta el amanecer…Hasta el infinito…Y a veces hasta mucho más allá…

Y que nunca se nos olvide (también me moriré diciéndolo) que ese, y solo ese, es el objetivo de todo esto…Pasarlo bien. Reirse. VIVIR…

Y eso ocurre…Año tras año…Así que algo estaremos haciendo bien…

Larga vida a todos y buenos vientos.

PD- ¡¡GRACIAS a todos los txosneros, ex txosneros (de aquellos barros, estos lodos) , colaboradores dentro y fuera, pero sobre todo GRACIAS AL PÚBLICO. A esa gente que bebe, ríe, disfruta al otro lado de la barra. Porque sin vosotros nada de esto tendría sentido. Ni existiría Nafarroako Etxea…

¡¡GORA BARAKALDOKO JAIAK!! ¡¡GORA NAFARROAKO ETXEA!!

Fotos y más info en nuestra web:  http://www.nafarroakoetxea.es/

DE AMORES ANTIGUOS Y AFECTOS PRESENTES

Hay momentos en que uno, sea por el motivo que fuere, regresa por un instante a su pasado. A esos momentos vividos tiempo atrás. Con la viveza y la intensidad de lo que un día fueron; como si uno pudiera estar viviéndolos de nuevo. Y sintiendo todas aquellas emociones que una vez fueron…

A veces el desencadenante puede ser sencillamente una canción, quizás un “Me muero por besarte” de La Quinta Estación, o un “La chica de ayer” de Nacha Pop o un “Ojos de gata” versión de Los Secretos maestro Joaquín Sabina, o un “Canción de despedida” de Los Lunes, por ejemplo, las que logren abstraerte por unos instantes de tu pequeña realidad espaciotemporal cotidiana y transportarte en ese viaje mágico y caprichoso de la memoria, a otro tiempos, casi siempre recordados como mejores o como únicos; como inolvidables…

Otras veces, puede ser un aroma; como ese penetrante y placentero del

Amor

Amor

asfalto del verano de la niñez; recién mojado de primeras gotas de lluvia…De nubes de tormenta junto a los acantilados…De otros tiempos pretéritos e irrepetibles…

Y otras veces, como es mi caso, puede ser un encuentro con alguna persona especial con la que uno compartió muchos años de su vida. Me ocurrió el otro día. De improviso. Yendo a hacer unas gestiones del trabajo. A toda prisa por la vida; como suele ser habitual en el gremio comercial; en los negocios; en estos tiempos caóticos que vivimos…Y de repente surge ese encuentro. Inesperado. Natural. Fugaz. Bonito…

Una mirada y una sonrisa franca, dos besos de cortesía dados con cariño y aprecio verdaderos; un breve intercambio de palabras; un qué tal te va la vida, un me alegro de que todo bien, un hasta pronto; un cuídate mucho dicho desde lo más profundo y sincero del alma. Un abrazo… Un adiós…

Y entonces uno emprende el paso de nuevo en dirección opuesta, de regreso

El tiempo nunca vuelve

El tiempo nunca vuelve

a sus tareas y al destino que se ha ido forjando como buenamente ha sabido o podido en la vida, a  su rutina…Pero ya no se va de la misma manera. Porque algo ha regresado de pronto para recordarle todo aquello que una vez fue… Y todo aquello que una vez pudo ser pero que no fue…Como ese aroma del asfalto recién mojado de la adolescencia… Pensando en todo lo vivido, aprendido y compartido durante ese pedacito de viaje juntos. Durante ese trocito de vida, saboreado en común… Con una extraña mezcla de nostalgia y pena por saberse uno también caduco. Por saberse perecedero como el tiempo que solo conoce de ir hacia delante y de nunca pararse. De nunca volver atrás…Avanzando de la única manera que sabe. Restando minutos a nuestro reloj…A nuestras vidas…Nos guste o no… Con la única salvedad de ese rinconcito nuestro por derecho llamado memoria; en ese y solo en ese reducto inconquistable y maravilloso que es el recuerdo, es donde somos nosotros quienes ganamos la batalla al tiempo. De ahí lo importante de un patrimonio que estoy seguro pervive incluso más allá de la muerte. Mucho más allá…

Y entonces uno no puede sino esbozar una sonrisa de satisfacción. De alegría

El ayer...

El ayer...

de estar vivo. De saber que a esas personas especiales cuyas vidas formaron parte un día de la suya, les va todo bien y que continúan su camino sin mayores contratiempos. Porque su felicidad es también la de uno. Por todo lo que un día fue y lo que eso nos dejó de sabiduría emocional y de experiencias a ambos. Y de ese poso impagable llamado cariño y recuerdos… Y porque todo lo que somos hoy es una suma de todo lo que fuimos ayer.

Existen pocas cosas más bonitas y gratificantes en la vida que poder mirarse a los ojos, tras los años, sin dobleces, y con esa complicidad del que se quiere y se aprecia. Y del que sabe que un día fue la mitad del otro. Con todo lo que ello implicaba. Y de agradecerse lo vivido y esto que somos hoy. Y de seguir creciendo, aunque ya no en líneas convergentes, sí en paralelo y conectados por una especie de hilito de afecto y de amistad invisible pero eterno. De un quererse de distinta forma. De un saberse un día, la mitad del otro…

Os deseo a esas pocas personas, y tú eres una de ellas, toda la salud, la felicidad y la plenitud del mundo. Por lo que un día fue. Y también por todo aquello que no pudo ser…

Larga, larguísima vida y buenos vientos. Siempre.

………………………………………………………………………………..

Contador Visitas

Galeria personal

Get the Flash Player to see the slideshow.

Categorias